Escasez de suministros y contenedores amenazan el Black Friday y la Navidad

Desde la llegada de la pandemia por el coronavirus muchos países fueron fuertemente afectados en el ámbito económico. Sin embargo, los efectos provocados por la COVID-19 se seguirán sintiendo por mucho tiempo. Entre ellos la crisis del comercio mundial, en específico la actividad del transporte marítimo y la escasez de suministros que amenaza este año el famoso Black Friday y la Navidad.

Según el portal español TeleCinco, la crisis de suministros que se ha ido desarrollando por la pandemia, ha ocasionado un fuerte retraso en los pedidos de Navidad, lo que ha provocado que ya no haya contenedores libres para la exportación. El costo del transporte por barco se disparó, lo que hace que se incremente la cadena de comercialización de los productos.

Y no solo el impacto de la COVID-19 ha sido uno de los factores que ha influido en la crisis de suministros y el comercio mundial, sino la cuarentena en los primeros meses más fuertes, que detuvo los trabajos y gran parte de la actividad económica global.

“Antes de la pandemia si a una empresa textil le costaba llenar un contenedor y traerlo desde China costaba alrededor de 1.000 euros, ahora puede costarle más de €15.000. Y es que el 90% de las compras que realizan en las tiendas online, y en las físicas, viene desde el gigante asiático, en enormes contenedores transportados por mar”, precisó el portal. 

Los contenedores provenientes desde china se han disparado, tanto que hay subastas para obtener alguno y sacarle el mayor provecho. Además, los puertos chinos actualmente trabajan con unos índices de producción mucho más bajos, debido a las restricciones sanitarias, ocasionando un incremento en la demanda y en las compras online.

La falta de materias primas ha sido otro de los factores que ha encarecido muchos productos y a otros los ha llevado a la escasez, y entre ellos los propios contenedores para transportar las mercancías: “el acero para fabricarlos es ahora mucho más escaso y más caro”, señala el portal TeleCinco.

Sin duda, la crisis en el comercio y los suministros ha generado que grandes empresas tengan trabas para dos de sus mejores momentos de ventas del año: el Black Friday y la Navidad.

La enorme dependencia del mercado asiático hace que no haya posibilidad de cubrir los stocks: de Asia se importa casi toda la industria textil, pero también la gran mayoría de los productos tecnológicos y los microchips que se utilizan para los vehículos, los teléfonos, los ordenadores, entre otros, sostiene el portal. 

Con información de TeleCinco

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Reuters: Delegación de EE.UU. no logra liberación de estadounidenses detenidos en Venezuela

Una delegación estadounidense encabezada por el principal negociador de rehenes del presidente Joe Biden, Roger Carstens, finalizó el jueves una visita a Venezuela después...

Una gesta cívica para todos por igual

El 5 de julio de 1811, Venezuela se proclamó como un pueblo libre cuando los representantes de las provincias de Caracas, Barcelona, Margarita, Cumaná,...

Padres se acogen al sistema de apartado de los comercios para comprar los regalos del Día del Niño

El domingo 17 de julio se celebra el Día del Niño y los padres y madres se aprestan para obsequiar a los hijos e hijas...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo