Estabilidad de precios y reducción en la inflación elevaron las transacciones en bolívares en más del 50%

- Publicidad -

Por primera vez en cinco años, Venezuela vuelve a registrar un incremento en el uso de bolívares frente al dólar. Esto se debe principalmente a la estabilidad de precios de bienes y servicios, así como a la reducción de la inflación.

De acuerdo con el último informe de la firma Ecoanalítica, las transacciones comerciales en dólares registraron el nivel más bajo en febrero de 2024 desde junio de 2019. Las operaciones en divisas cerraron en 32,7%, lo que representa 9,6 puntos porcentuales menos.

- Publicidad -

En cambio, las transacciones comerciales en bolívares se ubicaron en 54,9%, lo que equivale a un aumento de 7,6 puntos porcentuales.

«Ciertamente el bolívar ha recobrado parte del terreno perdido frente al dólar en materia transaccional. Nuestras últimas mediciones durante el primer trimestre (de 2024) de cómo se pagaban las transacciones en Venezuela hablan de que, en promedio, menos de la mitad de estas se pagan en divisas, cuando antes 6 o 7 de cada 10 se pagaban en moneda extranjera y el resto era cubierto por el bolívar», sostuvo el economista jefe de Ecoanalítica, Luis Bárcenas.

Apuntó a que «la estabilidad de precios en bolívares y dólares de los bienes y servicios, en un entorno donde la inflación ha descendido de forma notoria en los últimos meses, que ya hablamos de un crecimiento interanual de los precios por debajo del 100%, tanto en las cifras oficiales como en la de nosotros (Ecoanalítica) y el Observatorio Venezolano de Finanzas, ha logrado que el bolívar gane cierto terreno frente al uso del dólar».

Para la directora y economista jefe de la firma Síntesis Financiera, Tamara Herrera, el aumento en el uso del bolívar va asociado a la estabilidad de precios, a la disponibilidad de bolívares en circulación y a la confianza en las expectativas de la economía.

«El mayor uso de bolívares en el pago para el mes de febrero refleja principalmente la moderada depreciación del bolívar, lo cual hace indiferente el aceptar un pago en bolívares si estás en un entorno de baja depreciación y/o de escasez de bolívares», precisó.

Asimismo, recordó que febrero y marzo son meses donde hay mayor «colecta de bolívares», debido a que se debe pagar la declaración anual del Impuesto Sobre La Renta (ISLR), «por lo tanto la aceptación de bolívares es muy apreciada».

¿El IGTF ayudó a incrementar el uso de bolívares?

El economista Luis Bárcenas indicó que el hecho de que los venezolanos enfrenten costos adicionales para transar en divisas los ha llevado a utilizar con mayor frecuencia los bolívares.

«No solamente por el Impuesto de las Grandes Transacciones (IGTF), sino también por el costo operativo de no disponer de suficientes billetes de baja denominación para dar cambio o donde muchos comercios todavía rechazan algunos billetes por su calidad. Entonces muchos venezolanos han preferido usar sus cuentas bancarias para realizar sus transacciones», dijo.

Explicó que, aunque el IGTF ha logrado mitigar el uso del dólar, «tiene cierto grado de discrecionalidad», debido a que se cobra en muchas transacciones que no se deberían.

«Esa discrecionalidad ha ocasionado que mucha gente no deseche de todo el dólar, pero sí tengan más incentivos a tener el dólar como siempre se ha visto: un activo que permite conservar el valor y, por ende, como un medio preferible para ahorrar», aseveró Bárcenas.

Por su parte, Tamara Herrera argumentó que el objetivo del IGTF «era forzar el uso de bolívares cobrando por el uso del dólar», por lo que lo califica como un «logro a medias».

Recalcó que «el uso de la moneda local se logra con la confianza en el futuro de la economía, su estabilidad y fortalecimiento y no por la vía de tributo o penalización».

Para la directora de Síntesis Financiera, el IGTF aumentó la proporción de pagos hechos en bolívares, pero después «se dirige rápidamente a la compra de divisas», bien sea para cubrir necesidades de abastecimiento en moneda extranjera o simplemente cobertura ante la inflación. 

«La desaceleración reciente en la inflación y en el ritmo de depreciación favorece el uso del bolívar. El reto es hacerlo sostenible (…) ⁠Cuando haya la confianza plena, no habrá necesidad de un IGTF para pagos en moneda extranjera», advirtió Herrera.

“El incremento del uso de bolívares no significa que haya confianza en la moneda nacional”

Luis Bárcenas dejó claro que, aunque se ha elevado el uso del bolívar en el mercado, «no necesariamente significa que hay una recuperación de la confianza en el bolívar. No al menos como era antes».

Puso de ejemplo el año 2008, cuando la mayoría de los venezolanos prefería mantener los bolívares en sus cuentas bancarias de manera más prolongada, producto de la estabilidad en la economía.

«Hoy en día eso no es así. Por más que la inflación esté por debajo de 100%, todavía hay desconfianza frente al bolívar, porque hablar de una inflación de 2% mensual, cuando en otros países ese registro se alcanza atrás de 10 o 12 meses, te dice mucho sobre la credibilidad que tiene el venezolano sobre el bolívar», añadió.

Bárcenas ratificó que en la medida que la inflación sea más alta, el bolívar tendrá menos valor, por lo que considera que el incremento de uso de bolívares en los últimos meses «es más un reacomodo de la economía a lo que está ocurriendo en materia tributaria, en materia de precios y en materia de dolarización».

Acotó que el Ejecutivo nacional y el Banco Central de Venezuela (BCV) siempre han mantenido una postura férrea contra el dólar y a favor del uso bolívar.

«Por más que el gasto en bolívares por parte del sector público sea menor o por más que de alguna manera se permita transacciones en divisas, la postura oficial es que se quiere desdolarizar, entre comillas, la economía o las transferencias», expresó Bárcenas.

En ese sentido, señaló que todavía el suministro de dólares a la economía no es fluido y hay episodios de escasez de divisas en la banca.

«En ocasiones vemos como los mismos bancos o los operadores cambiarios privados no tienen divisas suficientes para satisfacer la demanda o en otras ocasiones vemos muchos dólares en el mercado. Entonces eso hace que, de alguna forma, tampoco tengamos un entorno donde la gente pueda usar dólares de manera permanente, pero tampoco un entorno donde el bolívar va a ser rechazo de forma permanente», sentenció Bárcenas.

Insistió en que lo que estamos viendo ahorita «es un ajuste a la realidad del país» en materia de dolarización y estabilización de los precios, por lo que si regresa la inestabilidad de la economía, «el bolívar será nuevamente rechazado».

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Índice Bursátil Caracas cerró este lunes en 63.189,52 puntos

El índice principal de la Bolsa de Valores de Caracas, el IBC, culminó este lunes en 63.189,52 puntos con una variación de 329,97 puntos...

Michel Gallero, «el mentalista», retornó a Venezuela para presentar un show cargado de «Enigmas»

El venezolano Michel Gallero, "el mentalista", volvió a su país para ofrecer una serie de presentaciones en Caracas, cada día jueves del mes de...

El Hatillo se presentó en Expo Salud Plus 2024 como un referente de atención pública a nivel nacional

La Alcaldía de El Hatillo participó como exponente en la 6ta Edición de la Expo Salud Plus, que se llevó a cabo en Caracas,...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo