Industria de alimentos balanceados para animales tiene una meta: volver a producir 6 millones de toneladas al año

El presidente ejecutivo de la Asociación Venezolana de Fabricantes de Alimentos Concentrados para Animales (Afaca), Luis Hernández, aseguró que si bien aún es “muy lento”, “hay un proceso de recuperación en la producción de alimentos balanceados para animales en el país”.

Indicó que la industria actualmente está trabajando a 30% de su capacidad, pero que la meta es incrementar la producción y llegar a los niveles óptimos de años atrás, que fue de 6 millones de toneladas anuales.

“Tenemos una altísima capacidad de producción, porque llegamos a sostener una fabricación por el orden de las 6 millones de toneladas al año de alimentos balanceados para animales, incluidos aves, cerdos y otras especies de acuicultura, entre ellos camarones”, sostuvo.

Sin embargo, esto se vio afectado, según explicó, por la caída que un momento se produjo en el consumo de carne de cerdo, pollo y huevos, entre otros alimentos, debido a la pérdida del poder adquisitivo de los venezolanos.

Detalló que “la producción de alimentos balanceados, que incluye carne de pollo y de cerdo, depende de la demanda, es decir, no se producen alimentos si no existe una demanda garantizada en los animales que lo van a consumir”.

No obstante, ese panorama está experimentando un cambio. Hernández afirmó que la producción de pollos y huevos ha tenido una recuperación importante con respecto a 2020. En consecuencia, puntualizó que en el transcurso de 2021 se alcanzó un nivel de consumo per cápita de pollo de alrededor de 12 kilos por persona al año. “Y en eso se ha mantenido”, aseveró.

Agregó que el consumo de pollo ya está llegando al orden de las 38 mil toneladas mensuales, luego de haber caído hasta 22 mil toneladas.

Hernández afirmó que esto representa “un crecimiento importante para el sector porque la caída que habíamos tenido el año pasado había sido muy abrupta”.

En cuanto a la producción de carne de cerdo, dijo que “está más o menos estable” y en lo que se refiere a la producción del sector acuícola, indicó que ha cobrado importancia sobre todo en los estados Zulia y Falcón. En tal sentido, sostuvo que la exportación de camarones y tilapias es importante, pero no alcanzará los niveles que tiene la producción agrícola.

Producción vs. importaciones

Además del consumo, Hernández señaló que el nivel de producción de alimentos balanceados para animales depende también de la capacidad instalada de la industria y la disponibilidad de materia prima, ya que parte de esta es importada.

Sin embargo, aclaró que las importaciones de alimentos balanceados no han desplazado la producción nacional. “Lo que sí se importan son los alimentos para mascotas, que es un nicho pequeño, comparado con el de las aves, las gallinas ponedoras, los cerdos y otras especies”, aseveró.

Con respecto a la importación de materia prima, aseguró que “nosotros le incorporamos valor agregado. Apostamos a que mejore la producción de cereales nacionales, de manera tal que dependamos menos de la importación de los insumos básicos para la producción. Hay líneas que inexorablemente seguirán siendo importadas, como los componentes esenciales de los alimentos, por ejemplo, los aminoácidos que no los producimos en Venezuela”.

Sobre la producción de cereales, clave para la fabricación de los alimentos balanceados para animales, expresó que está ya en la fase de recolección de la cosecha de maíz. “No va a tener ningún problema de colocación. Podemos garantizar que se dará también a las industrias nacionales e integradas, es decir, industrias que fabrican su propio alimento o tienen granjas productoras de pollos y huevos que están integradas”, acotó.

Respecto a los retos del sector, mencionó que “queremos coadyuvar en las políticas públicas más convenientes para el sector”. Considera que fue un gran acierto la medida tomada por el Ejecutivo en cuanto a las exoneraciones correspondientes a materias primas, “porque con ellas incorporamos valor agregado nacional”.

Hernández aseguró que también “quisiéramos romper, con base en la productividad, la dependencia de algunos productos importados que pudiesen tener potencialidades de producción en el país y trabajar en función de alcanzar, mediante la diversificación de la producción, esos niveles de consumo que tuvimos en el pasado”.

“La meta que establecemos será difícil, pero nosotros llegábamos casi a los 6 millones de toneladas de alimentos años y, actualmente, apenas estamos alrededor de 2 millones de toneladas al año. Entonces, esa es nuestra meta, volver al alcanzar esos 6 millones”, subrayó.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Cultivan plantas para ofrecer infusiones con hierbas deshidratadas

Aromas de la Casita es una empresa de tradición familiar, fundada en Mérida, en 2017. Su nombre es un homenaje a Don Juan Sánchez y...

CNE establece 1.200 puntos y solo 12 horas para la recolección de firmas del revocatorio

Las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) acordaron este viernes en horas de la noche, los términos y condiciones que regirán el procedimiento para...

64 años de una victoria histórica de los venezolanos

Este 23 de enero se cumplen 64 años de un hito histórico para los venezolanos, un hecho que significó el fin de la tiranía...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo