La caída en bolsa de First Republic refleja las dudas sobre los salvavidas a los bancos

- Publicidad -

La inyección de 30.000 millones de dólares en First Republic Bank disipó el viernes los temores del mercado sobre un inminente hundimiento bancario, pero una caída posterior de las acciones del atribulado banco estadounidense mostró que los inversores siguen preocupados por las grietas del sector.

Los grandes bancos estadounidenses inyectaron los fondos en el banco con sede en San Francisco el jueves, lanzándose a rescatar al banco atrapado en una crisis cada vez mayor desencadenada por la caída de otros dos bancos estadounidenses de tamaño medio durante la semana pasada.

- Publicidad -

El acuerdo fue diseñado por grandes actores del mercado, incluida la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, la presidenta de la Reserva Federal, Jerome Powell, y el consejero delegado de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, que discutieron el paquete esta semana, según una fuente familiarizada con la situación.

El paquete llegó menos de un día después de que el banco suizo Credit Suisse consiguiera un préstamo de emergencia del banco central suizo de hasta 54.000 millones de dólares para apuntalar su liquidez.

Estos acuerdos ayudaron a restablecer la calma en los mercados mundiales el jueves y el viernes, tras una agitada semana para los valores bancarios.

Sin embargo, aunque las acciones de First Republic Bank subieron un 10% al conocerse la noticia del rescate, cayeron un 18% después de que el banco dijera que suspenderá su dividendo y diera a conocer su situación de tesorería y la cantidad de liquidez de emergencia que necesita.

Según varios analistas, las autoridades parecen dispuestas a hacer frente rápidamente a los riesgos sistémicos, pero les preocupa que la posibilidad de una crisis bancaria esté lejos de desaparecer.

«Inyectarán el dinero en First Republic para mantenerlo vivo por interés propio, (…) para detener el contagio del pánico entre los bancos. Luego lo retirarán gradualmente y el banco tendrá una muerte lenta», dijo Mathan Somasundaram, fundador de la firma de análisis Deep Data Analytics en Sídney.

«Yellen dejó claro durante la noche que todos los depósitos bancarios están protegidos, pero el banco podría no estarlo», dijo.

Algunos de los mayores nombres de la banca estadounidense, como JPMorgan Chase & Co, Citigroup Inc, Bank of America Corp, Wells Fargo & Co, Goldman Sachs y Morgan Stanley, participaron en el rescate, según un comunicado de los bancos.

Aunque el apoyo ha evitado un colapso inminente, los inversores se sorprendieron por las últimas revelaciones sobre la posición de efectivo de First Republic, incluso después de la inyección, y por lo mucho que éste y otros bancos se apoyaron en la Reserva Federal este mes.

Los datos del jueves mostraron que los bancos de Estados Unidos solicitaron cantidades récord de liquidez de emergencia a la Reserva Federal en los últimos días, aumentando el tamaño del balance del banco central tras meses de contracción.

En términos más generales, persiste la preocupación por los riesgos de contagio.

«No creo que estemos en el meollo de una crisis financiera mundial. Los balances están mucho mejor que en 2008, los bancos están mejor regulados», afirmó Karen Jorritsma, responsable de renta variable australiana de RBC Capital Markets. «Pero a la gente le preocupa que el riesgo de contagio sea real y eso hace tambalear la confianza».

Lecciones de 2008

Por ahora, las autoridades confían en la resistencia del sistema bancario y han tratado de subrayar que las actuales turbulencias son diferentes a las de la crisis financiera mundial de hace 15 años, en un momento en que los bancos están mejor capitalizados y los fondos son más fáciles de conseguir.

El jueves, el Banco Central Europeo siguió adelante con una subida de tipos de 50 puntos básicos, argumentando que los bancos de la zona euro estaban en buena forma y que, en todo caso, el paso a tipos más altos debería reforzar sus márgenes.

La atención se centra ahora en la decisión política de la Fed de la próxima semana y en si mantendrá sus agresivas subidas de tipos de interés en su intento de controlar la inflación.

En Asia, Singapur, Australia y Nueva Zelanda dijeron que estaban vigilando los mercados financieros, pero que confiaban en que sus bancos locales estuvieran bien capitalizados y fueran capaces de resistir grandes sacudidas.

El Ministerio de Finanzas, el regulador financiero y el Banco Central de Japón dijeron que se reunirían el viernes para analizar la evolución de los mercados financieros.

Los valores bancarios de todo el mundo se han visto afectados desde que el Silicon Valley Bank se desplomó la semana pasada debido a las pérdidas relacionadas con los bonos que se acumularon cuando los tipos de interés subieron el año pasado, lo que plantea interrogantes sobre qué más podría estar acechando al sistema bancario en general.

En pocos días, las turbulencias del mercado habían atrapado a Credit Suisse, obligándole a pedir un préstamo al banco central suizo.

El jueves, la atención volvió a centrarse en Estados Unidos, donde los grandes bancos respaldaron a First Republic, un banco regional. Sus acciones han caído más del 70% desde el 6 de marzo.

Credit Suisse se convirtió en el primer gran banco mundial que recurre a un salvavidas de emergencia desde la crisis financiera de 2008, cuando el temor al contagio se apoderó del sector bancario y suscitó dudas sobre si los bancos centrales serán capaces de mantener subidas de tipos agresivas para frenar la inflación.

La rápida subida de los tipos ha dificultado a algunas empresas la devolución o el servicio de los préstamos, aumentando las posibilidades de pérdidas para unos bancos ya preocupados por una recesión.

Las acciones de Credit Suisse cerraron el jueves con una subida del 19%, recuperando parte de su caída del 25% del miércoles. Desde el 8 de marzo, los bancos europeos han perdido unos 165.000 millones de dólares de valor de mercado, según datos de Refinitiv.

(Información de Pete Schroeder y Chris Prentice en Washington, Nupur Anand en Nueva York, Tom Westbrook y Rae Wee en Singapur, Scott Murdoch en Sídney y Noel Randewich en Oakland; escrito por Deepa Babington y Sam Holmes; editado en español por Benjamín Mejías Valencia).

Fuente: Yahoo Finance

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Ecoanalítica: Compras de Cashea son 7 veces mayores a las hechas por usuarios de tarjetas de crédito de la banca nacional

La firma de consultoría Ecoanalítica realizó un estudio en el cual, como primer dato, aparece que el año pasado la actividad comercial en promedio...

Las ONG bajo amenaza

La Asamblea Nacional del régimen ha reanudado la discusión de un proyecto de ley que, de ser aprobado, podría restringir, criminalizar y cerrar las...

Deploran que cierre de cripto granjas ocurra luego de años de denuncias sobre su alto impacto en la demanda eléctrica: la medida es “tardía”

El Ministerio de Energía Eléctrica anunció recientemente que profundiza el trabajo del cierre de granjas de minería de criptomonedas como consecuencia del alto impacto...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo