¿Qué efecto tuvo los electores que emigraron en los resultados del 21N?

¿Qué efecto tuvo los electores que emigraron en los resultados del 21N?

La cifra de participación anunciada en la madrugada de este lunes 22 de noviembre por parte Consejo Nacional Electoral (CNE) -la cual ubicó en 41,80%- no es tan baja como hacía suponer la poca afluencia de electores en los centros de votación. Tampoco parece sorprender a los expertos en la materia.

Oswaldo Ramírez, director de ORC Consultores, dijo que “la participación estuvo alrededor de lo que estaba proyectando algunas encuestas, particularmente la nuestra. Esta participación rondaba entre 40% y 44%, alcanzándose ese 41% que vimos ayer”.

Explicó que en las últimas dos décadas el promedio de participación electoral en elecciones regionales y locales, ha sido de 53,10%. “Si lo comparamos con los últimos 20 años en elecciones, esto tiene una caída de 11 puntos de participación. Si lo comparamos con las elecciones realizadas en los últimos cuatro años, de 2017 en adelante, ese promedio es de 45,74%, la caída es de unos cuatro puntos”.

Al respecto, el periodista especializado en el tema electoral, Eugenio Martínez, indicó que la elección del 21 de noviembre puede verse desde varias perspectivas. “La eminentemente numérica en cuanto a la cantidad de cargos de cada grupo político, la cantidad de votos nacionales y la participación que es una evaluación más cualitativa, ya que son los avances políticos en función de recuperar la ruta electoral. Desde el aspecto cuantitativo no hay mayor sorpresa en cuanto a la cantidad de gobernaciones que obtuvo la oposición, está dentro de su rango histórico”.

Martínez añadió que, a pesar de todo se puede obtener una lectura positiva de los resultados: “En cuanto al voto nacional, sí hay sorpresas. El chavismo viene en un descenso sostenido a partir del año 2017 y para la oposición tradicional que vuelve a participar hay una recuperación importante. De hecho, si uno considera que todo el que no votó en la tarjeta del PSUV es un eventual voto a favor de revocar a Nicolás Maduro, la oposición terminó ganando el voto nacional con 55% de los sufragios, lo cual es una lectura numérica positiva”.

Una cifra que se debe evaluar con cautela

Otra de las grandes interrogantes en cuanto a la reorganización política de la oposición y también del oficialismo, es la necesidad de depurar el Registro Electoral, a fin de analizar la influencia del éxodo masivo de más de 5 millones de venezolanos.

Ramírez considera que es una cifra que se debe evaluar con cautela. Dijo que el impacto de la migración a este proceso electoral es «una incógnita bien grande”: «No se sabe tamaño real de los electores que están fuera del país, a pesar de que sabes que hay 5,5 millones habitantes. Pero algunos de ellos no están inscritos en el Registro Electoral. Ahí hay otro peso, cuánta gente está en el país y no se ha inscrito para votar. Mucha gente que migro lo hizo por razones ligadas a la inseguridad o buscando condiciones de vida, porque no veían futuro en Venezuela. Pensar que el voto que salió perjudica o favorece a un sector únicamente, creo que esto podría estar comportándose como lo hace toda la población venezolana: un bando opositor mayoritario y un bando oficialista minoritario”.

Indicó que probablemente haya municipios altamente urbanos, donde sí “ha habido una caída superior al promedio nacional del Registro Electoral en relación con los migrantes y que esto sí esté perjudicando o aumentando los niveles de baja participación. Por ejemplo, Baruta con 74% de abstención o Chacao con 70% de abstención pudiera tener un peso importante la cantidad de familias que se fueron”.

El anterior planteamiento es secundado por Martínez: “Efectivamente, el tema de los electores que están inscritos para votar dentro de Venezuela, pero son parte de la diáspora es algo que todavía no hay un consenso sobre cómo analizarlo. En promedio son 4.000.000 de personas inscritas para votar dentro de Venezuela que están fuera del país. El registro electoral debería recalcularse y pasar de 21 millones a 17 millones. Si el cálcula, la participación aumenta a casi 50%. Es ideal que los factores políticos usen un Registro Electoral recalculado para poder ejercer estrategias mucho más claras y apegadas a la realidad de lo que hay en este momento”.

Cojedes entre las sorpresas electorales

Para muchos la victoria de Alberto Galíndez, abanderado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para el cargo de gobernador de Cojedes, fue lo que se llama popularmente “un batacazo” Sin embargo, y a juicio de los expertos, esta victoria solo demuestra que la mejor estrategia opositora está vinculada a la unión de las fuerzas políticas que adversan a Maduro.

Al respecto, Ramírez señaló que hay dos lecturas con lo sucedido con Cojedes. “La primera es que tuviste una sustitución de actores o candidatos, como pasó en las filas del PSUV, producto de las primarias o de un dedazo de último minuto, pero la realidad termina siendo que hay un hartazgo de la política en general”.

Aseguró que “hay un proceso de despolitización y eso podrá permitir a algunos actores emerger como recuerdo de una gestión que fue relativamente eficiente. En estas elecciones tan complejas, en muchos casos es defensa del voto y estrategias de movilización. No dependen de un comando de campaña nacional, sino que solo se aplica a estos candidatos pequeños la oportunidad de identificar por dónde meterse y generar ese triunfo o las posibilidades de triunfo”.

Para Martínez la lectura más importante es que “la oposición haya vuelto a insertarse en el camino electoral y que el aprendizaje del 21 de noviembre sirva para forzar el tema unitario, para que la oposición vuelva a tener mecanismos claros de toma de decisiones y resolución de conflictos”.

 Del resto, aseveró, estas son unas elecciones que no van a cambiar mucho la dinámica de Venezuela. La emergencia humanitaria compleja va a seguir, la economía negra se va a mantener, los problemas de agua, electricidad, luz y conexión a Internet van a seguir porque no estaba previsto analizar estas elecciones para obtener gestión pública y disputar el poder de Nicolás Maduro”.

Dijo que los pasados comicios se basaban en la lógica de ser convocados “por un gobierno autoritario, está muy cerca de ser totalitario. Ahora, es sentar las bases de lo que puede ser la movilización electoral de la oposición para un referendo revocatorio en 2022-2023 o una elección presidencial en 2024 o una elección presidencial sobrevenida en el corto plazo”.

¿Renacimiento o surgimiento de las fuerzas opositoras?

Pese a que el nuevo partido político de carácter nacional, Fuerza Vecinal, prometía con arrasar con las alcaldías del Distrito Metropolitana de Caracas, la lectura que hacen los expertos de los resultados obtenidos el pasado domingo es que le faltó impulso.

“Creo que las nuevas fuerzas políticas, como Fuerza Vecinal, tienen un desempeño electoral mucho menor o peor del que se aspiraba, sobre todo por la participación. Estaba cantado que ganaran las alcaldías del Distrito Metropolitano de Caracas, pero no con la baja participación que lo hizo. Hay que ver cómo todas las oposiciones unidas aumentan significativamente la diferencia del voto nacional sobre el chavismo, para poner la discusión política en perspectiva de cara a 2022”, indicó Martínez.

Mientras que Ramírez asegura que esto solo puede significar una eventual, unión de las oposiciones: “Hoy Fuerza Vecinal está recogiendo casi 7% del peso del electorado. Ves también cómo esa coalición de partidos bastante grande llamada Alianza Democrática, que participó en 2018 y 2020, está recogiendo alrededor de 16% de la votación versus 18% o 19% que podría recoger la MUD. No es un renacimiento de las fuerzas tradicionales, creo que lo que estamos viendo es el regreso de una cantidad de actores”.

En cuanto a la victoria de Manuel Rosales en el Zulia, dijo que, aunque muchos electores estén agotados de los viejos actores políticos, siguen depositando en ellos su confianza. “Muy viejas caras de la política, donde no hay conexión con los liderazgos nuevos, a eso también le pasa factura el electorado. Hay que recordar que cuando estás viendo estos bajos niveles de participación política, parte importante de eso viene asociado a qué los electores se cansan de algunas situaciones y pueden tomar la decisión de no apoyar nada”.

Foto: Raúl Romero

Más del autor

Keissy Bracho
Keissy Bracho
Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Audiovisual Especializada en Comunicación Política, Opinión Pública, Marketing Político, Gestión de Políticas Públicas. Aprendiendo de Género

Artículos relacionados

Lo más reciente

Elías Sayegh: Sin maestros no hay educación y sin educación no hay futuro

El líder nacional de Fuerza Vecinal y Alcalde de El Hatillo, Elías Sayegh manifestó su preocupación con la situación de los trabajadores del sector...

Expresidente de Paraguay Fernando Lugo sufrió un ACV y fue internado

El expresidente de Paraguay Fernando Lugo, de 71 años de edad, fue internado en un hospital privado de Asunción tras sufrir un accidente cerebrovascular...

Aragua Come Sano rompe el molde de los catering en Venezuela con Chef At Home

¿Sabías que llevar un estilo de vida saludable reduce las probabilidades de padecer enfermedades en el futuro? Este es el principio fundamental en el...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo