De los peores de la historia: la temporada de Cincinnati está en números ‘rojos’

Cuando los Rojos de Cincinnati sorprendieron al mundo de las Grandes Ligas, al cambiar a Eugenio Suárez y a Jesse Winker a los Marineros de Seattle, así como a Sonny Gray a los Mellizos de Minnesota, se sabía que las expectativas del equipo en 2022 no eran las de competir.

Esto sumado a las pocas intenciones que mostró la organización por retener los servicios de Nicholas Castellanos, quien decidió salirse de su contrato –al que todavía le quedaban par de temporadas– para probar la agencia libre; Cincinnati le extendió la oferta calificada y poco más.

Sin embargo, aunque el panorama en el Great American Ball Park se tornaba lo suficientemente oscuro, el arranque de temporada que han tenido los Rojos ha sido más bien bochornoso, destacando de forma negativa como uno de los peores equipos de la historia.

Con sus 22 derrotas en 25 compromisos, Cincinnati empató el segundo lugar entre los peores comienzos para un equipo de Grandes Ligas, deshonor que comparte con otras tres organizaciones. Únicamente los Orioles de Baltimore han jugado peor en la historia, con su récord de 2-23 de 1988.

Es importante destacar que, aquella temporada, los oropéndolas perdieron 107 juegos, terminaron en el último lugar de su división, a 34 juegos y medio de la punta.

Cuando analizamos lo que han hecho los Rojos –hasta el momento– en la temporada, lo hay muchas cosas positivas que rescatar. Obviamente tienen, de lejos, la peor marca de la temporada; además de ellos, solo los Cachorros y los Nacionales tienen menos de diez victorias en el viejo circuito (ambos tienen nueve); mientras que en la Liga Americana, Tigres y Reales tiene ocho lauros.

Con un récord como ese, no hay ventaja de local que valga. Cincinnati solo ha podido ganar un encuentro en su patio, cayendo en los otros siete compromisos disputados en el Great American. Asimismo, en la carretera –aunque han ganado dos veces– han caído en 15 oportunidades.

El promedio colectivo de los bateadores de Rojos es de .203, el segundo más bajo de las Grandes Ligas; solo los Cascabeles de Arizona batean menos, con .191 de average. No obstante, Cincinnati es el equipo que menos llega a salvo a la base, con un pobre porcentaje de .267.

Empatados con los Medias Blancas de Chicago, en el tercer lugar entre los equipos que menos anotan, con 79 carreras; solo Detroit (74) y Kansas City (70) suben menos rayitas a la pizarra.

Pero lo más grave del asunto es que, además de tener una ofensiva escuálida, tienen el peor pitcheo de todo el beisbol, con una efectividad de 6.86. Para marcar la amplia diferencia que guardan con el resto de la liga, el equipo que le sigue en este departamento son los Nacionales de Washington, que ostentan 5.03 de efectividad.

Es el equipo que más carreras –limpias o no– permite en la temporada, con 160 y 166 respectivamente. Washington ha permitido 144 anotaciones, de las cuales 132 han sido limpias.

Además, con 34 cuadrangulares en contra, Cincinnati es el equipo al que más le batean; los contrarios acumulan .283 de promedio ante sus lanzadores. Asimismo, son los que más boletos conceden, con un total de 120 pasaportes.

Para explicar un poco mejor el contexto, en promedio, los lanzadores de los Rojos conceden 5.14 bases por bolas, por cada nueve entradas lanzadas.

“Este es un momento difícil, muy difícil y realmente tengo mucha fe en nuestro personal y nuestro equipo para cambiar esto. Es un gran desafío. Pero sé que sucederá. Ese es el único enfoque que tengo. No pienso en otra cosa”, manifestó el mandamás David Bell, que a su vez afirmó que el único objetivo que tienen es el de revertir la situación. “Creo mucho en lo que estamos haciendo como equipo”.

Independientemente de las palabras del mánager, que ya había atizado fuertemente a la gerencia durante los Entrenamientos de Primavera, cuando se enteró de que no podría contar más con Suárez y Winker; el panorama de este equipo se oscurece cada vez más y –aunque todavía es temprano en la temporada– ya están obligados a revertir una desventaja de 12 juegos respecto al líder divisional, los Cerveceros de Milwaukee (18-8).

Por otro lado, también hay que reconocer que el cuerpo técnico no ha tenido suerte, al tener que colocar –en repetidas ocasiones– a varias de sus piezas más claves en la lista de lesionados. Jugadores como, el Novato del Año de la Liga Nacional (2021), Jonathan India, o como Mike Moustakas, Luis Castillo, Tyler Stephenson  o Tyler Naquin, también han pasado por la enfermería.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

ACIPET le dice a Petro: Freno al sector de hidrocarburos acelerará devaluación del peso

La mayor incertidumbre que ha generado el triunfo de Gustavo Petro como presidente de Colombia es sobre su sector de hidrocarburos, debido a las...

Las mejores marcas de vino del mundo tomarán Caracas

Los amantes del buen vino tendrán una cita del 30 de junio al 2 de julio en el Centro Comercial San Ignacio de Caracas,...

Clientes del BOD deberán ingresar a la página del BNC para realizar operaciones a partir del 27 de junio

A partir del lunes 27 de junio, el Banco Nacional de Crédito comenzará a dar “información más detallada” a los clientes del Banco Occidental...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo