Plataformas digitales de e-commerce y sus usuarios deben tener más prevención para evitar la usurpación de identidad

Raymond Orta, CEO de InformaticaForense.com, manifestó que en Venezuela las plataforma de comercio electrónico y sus usuarios deben tener más prevención, debido a que actualmente se ha observado que delincuentes electrónicos no solo están usurpando una identidad, sino que también la red de contactos que tienen las plataformas para engañar a los clientes y realizar como robos o secuestros.

Explicó, en el marco del segundo Congreso Internacional E-commerce “Construyendo una Economía Digital”, organizado por la Cámara Venezolana de Comercio Electrónico (Cavecom-e), que la llegada de la pandemia de la COVID-19 trajo dos facetas, una de ellas fue el comercio electrónico debido al aislamiento social que impulsó las ventas online. “Fue la migración de muchos negocios que aún no se habían atrevido a pasar a plataformas electrónicas y aquellas que ya estaban en ella de manera tímida les ayudó a perfeccionarse”.

“Esto es algo positivo que se ha visto durante la pandemia, sin embargo, la otra cara de la moneda ha sido el incremento de lo que son los distintos delitos informáticos que son comunes dentro de lo que es el comercio electrónico”, indicó.

Orta señaló que, pese a que hubo un crecimiento positivo del comercio electrónico, también hubo un aumento de los “delitos informáticos de prácticamente 30% anual y el acumulado entre 2020 y 2021 tenemos un 60% más de incidencias. Y no estamos hablando solo de Latinoamérica, sino a nivel mundial”, comentó.

“El punto o el centro de la diana de los ciberdelincuentes ha sido atrapar a los incautos, hacerse pasar por vendedores o compradores y así afectar la credibilidad del comercio electrónico. Cabe destacar que las pérdidas del comercio electrónico debido a esto son millonarias, pero en aras del desarrollo de lo que es el comercio el trabajo de la Cámara es fundamental en toda la parte de prevención”, destacó.

Orta insistió que en Venezuela antes de la pandemia en 2020 InformaticaForense.com y otros organismos oficiales habían detectado un incremento de la migración de la delincuencia organizada al tema informático.

“Con la llegada de plataformas de las redes sociales por donde se encontró la facilidad de hacer publicidad a masas, una gran cantidad de delincuentes informáticos empezaron a montarse en esas plataformas”, comentó.

El experto enfatizó que, por ejemplo, los anuncios de publicidad en la red social Instagram que hacen empresas que no son conocidas se han prestado para que identidades falsas puedan delinquir. “Ha sido no solo la popularización de las redes sociales como un medio transaccional, sino que también se ha tomado la no necesidad de identificación de las empresas a través de estos medios, para que sirva de catapulta a los delincuentes informales”, expresó.

Recordó que desde la época de la prensa en los kioscos de la calle se veían avisos económicos y se hacían operaciones de venta y compra de vehículos, y de otros bienes. “Ya desde hace décadas existían distintos tipos de incidentes como robos porque los delincuentes llegaban a través de esos avisos, pero ahora lo que han hecho es adaptarse porque esos avisos económicos son los que se colocan en las redes sociales”.

El CEO de InformaticaForense.com destacó que la diferencia entre método viejo y el nuevo de cómo comprar bienes es que cualquier persona antes llegaba a una agencia de publicidad con el anuncio, con un efectivo y llenaba una planilla hecha a mano por otra persona. “Y el tema de los delitos que se están cometiendo a través de las redes sociales o el comercio electrónico han ido cambiando de modo operandi, porque la gente ya no confía, porque han ocurrido homicidios, secuestros, entre otros”, informó.

Explicó que el modo operandi que actualmente están usando delincuentes electrónicos para generar confianza en sus compradores es que, al momento de una venta, acuerdan verse con al cliente cerca de un organismo público y como método de pago le exigen cancelar en efectivo, para luego engañarlos y robarlos.

“Al final no existe ningún método que vaya variando en el tiempo, por lo cual estamos todos expuestos si no existe una sede física o un número de teléfono en donde podamos denunciar. Entonces, debemos partir de que cualquier perfil se puede crear en cualquier momento”, puntualizó.

La seguridad comienza desde la actitud 

Orta enfatizó que la seguridad “comienza por la actitud que nosotros asumimos de adentro hacia afuera. Por ejemplo, las empresas de delivery es un tema de discutir a quién se va a contratar y cómo será la operación”.

“De hecho nosotros desde la casa tenemos normas que se aplican como: hay un delivery afuera, quién lo pidió, quién lo va a atender, ver por las cámaras para verificar si es lo que se pidió, entre otros. Y lo importante siempre es verificar la información porque muchas veces damos por hecho todo”, sugirió.

Además, indicó que ahorita hay modalidades que se van adaptando a los que son los cambios de las redes sociales. “Al migrar los sistemas de chat a los teléfonos inteligentes que son los que más están creciendo, las empresas que más dominan esas marcas permiten abrir una tienda de comercio electrónico a través de una cuenta de WhatsApp y así todo es más sencillo”, mencionó en el panel “Delitos informáticos en el e-commerce”.

Aseguró que hay que estar todo el tiempo en “alerta amarilla y realizar preguntas claves”. “Sabemos que el comercio electrónico va a beneficiar tanto a los consumidores como a los comerciantes, los emprendedores y las grandes empresas, pero tiene que haber por parte del consumidor una actitud de prevención y los miembros de la cámara dar la presentación de servicios y la garantías las empresas de comercio electrónico deben de aplicarlas”, recomendó.

La confianza: clave para el negocio

En el panel «La explosión del delivery express. Presente y futuro», Vicente Zavarce, fundador y CEO de Yummy, explicó que antes de lanzar dicha aplicación en Venezuela muchas personas no creían en el proyecto o en el éxito que podría tener “por el concepto de la Venezuela peligrosa”.  

Señaló que Yummy es una aplicación que llegó a Venezuela en noviembre de 2019, cuando detectaron que había un comportamiento que se estaba dando en cuanto al delivery. “Entonces, la idea fue crear eso en Venezuela y qué Yummy lo iba hacer absolutamente todo, desde mercado, farmacia, comida, a nivel electrónico”, afirmó.

“Esos temas de confianzas suelen ser temas humanos y no simplemente en Venezuela. Eso de que somos un país peligroso creo que es una excusa que a veces nos ponemos. La realidad es que Yummy hoy ha hecho más de 2 millones de entregas en un año y nunca ha pasado nada”, reveló el CEO.

Zavarce explicó que al elegir el personal que entrega los pedidos realizan una serie de pasos y, además, los conductores pasan por un “centro”, el cual Yummy creó para garantizar seguridad a los clientes. “Ese filtro es de entrevistas, de revisión de antecedentes, le hacemos una prueba psicológica, entre otros. Y en el centro lo hacemos y nos genera un costo adicional a nosotros, pero es importante”, comentó.

“Además, en las plataformas mostramos cierta información del repartidor o del conductor para generar más confianza. Es un tema importante y definidor para una empresa como nosotros o que tenga un componente online, ya que necesitaría ese sistema de seguridad”, dijo.

Por su parte, el CEO de Coco Mercado, Kevin Charles, contó que lo que benefició la marca fue que al inicio de esta estar en el mercado sus principales clientes, junto a influencers, fueron los primeros que estaban bancarizados y utilizando el servicio localmente. “El hecho de que trabajamos con influencer y clientes le dio mucho pie a que otros usuarios le dieran esa primera intentada al servicio”.

Coco Mercado en es una plataforma que le permite a la diáspora venezolana desde 2019 enviar mercados a sus familiares de Venezuela. Esta iniciativa, que está en más de 100 países, principalmente en Estados Unidos, España y Chile, les sirve especialmente a los emigrantes venezolanos. “En cualquier país del mundo pueden bajar la aplicación, tienen que seleccionar la ciudad en donde se encuentran sus familiares, agregar productos o hacer el mercado y con zelle, con tarjeta crédito y otros métodos de pagos pueden cancelar y en 24 horas en la casa de las personas unos trabajadores de Coco se presentan con el mercado que se hizo”, expuso.

Charles aclaró que en el caso de Coco Mercado no cuenta con una flota de delivery, sin embargo, sus aliados como son comercios en Venezuela se encargan de la movilidad y la entrega de pedidos.

“La confianza es algo que se construye todos los días, pero con la cosa más mínima se cae. Se le tiene una garantía al cliente, es decir, garantizamos que llegue el mercado y si un producto está mal estado se conversa para cambiarlo o reembolsar el dinero. Eso son cosas que pueden suceder, pero siempre tiene que haber una capacidad muy rápida de respuesta y en tener todas esas entregas visualizadas con todos indicadores de gestión”, expresó.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Oficina Adjunta de Relaciones Exteriores asumirá temporalmente las funciones que dejó Julio Borges

El gobierno de Juan Guaidó, luego de las declaraciones del comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores, Julio Borges, en las que públicamente anunció la...

Provita incentiva la creación de viveros familiares para proteger al guayacán en Nueva Esparta

La ONG ambientalista Provita impartió un taller de formación a líderes comunitarios de las poblaciones de El Horcón y San Francisco en el municipio...

La cotización del dólar en el mercado paralelo inició la semana en Bs 4,75

La cotización del dólar en el mercado paralelo arrancó la semana al alza, al posicionarse la mañana de este lunes 6 de diciembre en...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo