Escasez de combustible sigue siendo una amenaza para el campo: cae siembra de girasol, frijol y ajonjolí

0
183

A pocos días de culminar el año 2023, la escasez de combustible continúa mermando la capacidad productiva del campo venezolano. El presidente de la Asociación de Productores Agrícolas Independiente (PAI), Ramón Bolotín, informó que el girasol fue la «primera víctima»: tenía fecha tope de siembra hasta el 30 de noviembre y la superficie sembrada cayó significativamente respecto al año pasado.

Explicó que el presente ciclo de verano 2023-24 en Turén, estado Portuguesa, sembraron 1.000 «has», superficie menor que las 2.500 has del año pasado. «El frijol, mungo y ajonjolí tienen topes de siembra hasta el 31 diciembre, pero transitan por el mismo camino de una importante caída en producción».

En este sentido, destacó que el gobierno ha dado «respuesta positiva» a la escasez de combustible, estableciendo un plan de emergencia de distribución y saturación de diésel a los agricultores de Portuguesa, pero evidentemente el suministro se ha quedado corto y el campo así lo está reflejando.

A la escasez de combustible se le suma el mal resultado económico del maíz de invierno, donde más del 70% de los agricultores quedaron morosos y restringidos económicamente de avanzar en el ciclo de verano. «La mayoría de los agricultores enfrentan nuevas siembras con maquinarias deterioradas por falta de recursos para mantenimiento y repuestos, insolventes con talleres y casas comerciales», dijo.

Topes de siembras

Bolotín, en un comunicado, detalló que para garantizar buenos rendimientos, se estableció una fecha tope de siembra para el girasol, hasta el 30 de noviembre. «Se necesita suficiente humedad en los suelos para lograr que el cultivo alcance altos rendimientos y sea económicamente rentable», reiteró.

Además, explicó que buena humedad edáfica garantiza aprovechamiento de los fertilizantes y eficiente acción de los herbicidas post emergentes.

«Lo poco que se sembró de girasol se hizo aplicando un completo patrón tecnológico para lograr impulsar los rendimientos. Suministro oportuno y en cantidades suficientes de semillas, fertilizantes y herbicidas garantizaron un correcto manejo inicial del cultivo», agregó el directivo de Fedeagro.