La hora del café

En el artículo “Crisis de suministros globales y su impacto en el mercado” publicado el 21 de Octubre pasado, mencionamos la afectación en la demanda global de ciertos bienes y servicios como consecuencia de los problemas en la cadena de suministros. Aquí podemos evidenciar en un caso claro, el de nuestro apreciado café, un ejemplo tangible de esta situación a la que se suman otros factores que presentaremos.

Los aficionados y consumidores asiduos de café tenemos de qué preocuparnos. Razones de peso están empujando los costos de tan preciado grano condicionando desabastecimiento, amenazando con disminuir su presencia en los anaqueles y aumentar precios, poniendo así en riesgo nuestros momentos de indulgencia. ¿Cuál es la situación?. Veamos.

Por una parte, se presenta una disminución importante en la oferta de los granos de café de la variedad arábica, responsable del 60% de la producción global y la que da el gusto suave a la bebida. Fuentes internacionales señalan que el incremento de los precios de este tipo de granos han alcanzado los máximos en una década mostrando así una caída en la demanda de productores de gran importancia global como Brasil y Colombia. El primero de estos países reporta que la salida del grano ha mermado por efectos climáticos como la sequías y las heladas sobre los cultivos. En Colombia se habla de lluvias y temporales que también le han afectado.

Otra de las razones a ponderar es el retraso en las entregas por disponibilidad de contenedores y espacios en puertos, tema que hemos explorado. Lo que antes tomaba 30 días en llegar de un punto a otro, hoy puede tomar hasta 100 días. Allí no sólo afecta el tiempo de entrega, los costos de los despachos han aumentado también por las cargas laborales, impuestos y otros ítems, todos a ser trasladados eventualmente al precio del grano y producto final cosa que por cierto, ya algunas compañías han hecho.

Impacta fuertemente por otra parte el incremento de las cargas laborales y la escasez de mano de obra calificada que quiera y pueda trabajar en este sector. Adicionalmente las fuentes de energía utilizadas también han visto su disponibilidad afectada y por ende, costos mayores de igual manera.

Por otra parte están los granos de la variedad robusta. Ésta se utiliza para algunas mezclas y es más económica en precio que la arábica. Su oferta también se ha visto mermada por todas las razones anteriores, aunque con un impacto algo menor. Países como Vietnam, primer productor a nivel global, han sufrido las consecuencias.

Algunas marcas se centran exclusivamente en una u otra variedad, pero muchas utilizan una mezcla de ambas para crear un sabor específico. El arábica es más dulce y suele utilizarse en bebidas como capuchinos y cafés con leche, mientras que el robusta ha sido tradicionalmente popular en Italia para el espresso o liofilizado para su uso en café instantáneo. Ahora con estas variaciones en disponibilidad, algunas compañías han reestructurado sus portafolios y modificado las mezclas que se incluyen en su oferta. Otras no han querido hacerlo por no arriesgarse a alienar a los clientes cambiando las mezclas y los perfiles de sabor, todo lo anterior con sus consecuencias en precios y disponibilidades.

En países como el nuestro no es tan evidente en este momento el impacto de las variables anteriormente mencionadas, tal vez porque la oferta local ha incrementado en los últimos tiempos pudiendo encontrar en anaqueles y puntos de venta una buena variedad de marcas y rangos de precios. La producción local mezclada con la importación de granos, hace que en hoy en Venezuela tengamos una aparente disponibilidad que suaviza el sentir esos embates. Aparente porque no en todo el país ni puntos de ventas es así, además de que el incremento en precios ha sido porcentualmente importante en comparación a años anteriores.

Las compañías, el mercado y los consumidores lo están padeciendo a nivel mundial. ¿Qué se espera entonces? Es probable que veamos una caída en el consumo y una traslación mayor a otras bebidas como el té e infusiones. Seguramente debamos estar preparados para pagar precios más altos y tal vez no sea una mala idea ir pensando en llenar nuestras despensas aquellos que no podamos vivir sin café.

Twitter: @drusvec

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Fedecámaras: El empresariado se está reincorporando vigorosamente al tejido gremial venezolano

“Esta semana realizamos una gira por los estados Bolívar, Delta Amacuro, Mérida y Cojedes, básicamente atendiendo invitaciones del empresariado que vigorosamente se está reincorporando...

Sila Realty Trust, Inc. Completes Acquisition of Prosser Medical Office Buildings for $8.5 Million

Sila Realty Trust, Inc. (the "Company”), a public, non-traded real estate investment trust focused on healthcare properties, today announced the acquisition of three triple...

Cyngn Collaborates with Qualcomm to Exhibit Industrial Autonomous Mobile Robot Technology Powered by Qualcomm Robotics RB5 Platform at Hannover Messe Expo

Cyngn (or the “Company”) (NASDAQ: CYN), a developer of innovative autonomous driving software solutions for industrial and commercial applications, today announced its collaboration with...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo