Los años de lobby en la Casa Blanca desconectaron a la oposición de la realidad en Venezuela

- Publicidad -

La crisis del liderazgo opositor venezolano parece no tener precedentes en la historia reciente. Obedece principalmente a la desconexión absoluta entre los líderes y la gente con sus problemas y necesidades.

La táctica de la presión máxima para sacar a la administración de Nicolás Maduro a la fuerza y de impulsar sanciones económicas destruyeron el capital de la oposición. Ahora se enfrenta a un panorama internacional absolutamente distinto y a una mesa en México en donde las soluciones políticas y sociales aún están muy lejos.

- Publicidad -

“Todo esto es el resultado de la estrategia diseñada por la oposición que se centró en el lobby en la Casa Blanca y en el Senado estadounidense”; tal como explicó el politólogo Michael Penfold durante el webinar organizado por la Josef Korbel School de la Universidad de Denver y titulado “La negociación venezolana: ¿una luz al final del túnel?”.

A esta cita también asistieron el economista Luis Vicente León y Carolina Jiménez Sandoval de la organización WOLA, todos ellos bajo la moderación del economista Francisco Rodríguez.

Para Penfold, el hecho de que los sectores más radicales de la oposición estén sentados en la mesa de México obedece a que esos grupos han tenido que abandonar la idea de que el cambio en Venezuela se iba a producir gracias al aislamiento internacional y la política de sanciones.

“Ahora está muy dividida (la oposición) y no tiene muchas alternativas como sí tenía hace dos o tres años”, dijo.

Adicionalmente, según señaló, el chavismo se sienta en la mesa con un escenario internacional diferente, en el que el conflicto entre Rusia y Ucrania ha cambiado los escenarios, y con un gobierno interino que se ha disuelto, por lo que su capacidad de influencia es mayor.

A esto hay que sumarle el hecho de que en América Latina los liderazgos han cambiado y Gustavo Petro en Colombia y Lula Da Silva en Brasil son dos figuras de peso en la región.

Penfold también se refirió a un punto que ha sido objeto de discusión en las últimas semanas y es el fondo social que se discutió en la mesa de México. Y que luego el gobierno de Estados Unidos expresó que no podía evitar que los acreedores de Venezuela fueran en contra de esos depósitos, lo que evidentemente trastocó el acuerdo y molestó a la administración de Maduro.

En general, existe la percepción de que la cita en México solo logró la licencia de Chevron, que hasta el día de hoy ya cuenta con cinco barcos que han salido de Venezuela con petrolero nacional hacia Estados Unidos.

Si hay algo que pudiera salir adicional a lo ya acordado -según Penfold- son algunas garantías electorales, pero no totalmente competitivas para las elecciones presidenciales de 2024. De ganar Maduro, podría pedir absoluto reconocimiento y que se levanten todas las sanciones, incluso las individuales.

Violaciones de los derechos humanos

Quizá el tema que menos ha trascendido como punto de discusión para la mesa de negociación es lo relacionada a las víctimas de las torturas, ejecuciones extraoficiales y violaciones de los derechos humanos.

Este aspecto para Carolina Jiménez Sandoval requiere de un tratamiento especial y mucho más cuando el perpetrador es una de las partes negociadoras. “Hay que abrir un canal para que las víctimas puedan ser resarcidas, pero sobre todo para que puedan ser escuchadas”.

Dentro de este contexto explicó que no se trata solamente de acudir a las cortes internacionales a pedir justicia, muchas de ellas poco respetadas dado sus resultados, sino de encontrar una manera para que los abusos y violaciones no vuelvan a cometerse nunca más.

Sandoval hace, además, un aclaratoria necesaria: “La justicia transicional no representa la impunidad… pero debe abrirse un proceso legítimo para las víctimas”.

Sobre la importancia de documentar las denuncias de violaciones de los derechos humanos, Sandoval destacó que desde que el informe sobre Venezuela fue publicado en 2019 se ha registrado una disminución de estos actos, y es allí cuando se puede comprobar la importancia de que las ONG y los organismos encargados de velar por los derechos tengan pleno acceso y las puertas abiertas en los países, algo que en Venezuela ha sido muy difícil.

Se avecinan las elecciones

Luis Vicente León también se refirió al acuerdo social, y explicó que existe ya la estructura pero no la manera en cómo se va a implementar, lo que puede llevar mucho tiempo. Y mientras el tiempo va pasando no solo se avecinan las elecciones presidenciales de 2024, sino también las parlamentarias, de gobernadores y de alcaldes de 2025.

Para León, es posible que para las elecciones de 2024 se pueda conseguir un mejoramiento en las condiciones electorales, pero esto no garantizar la participación por el divorcio entre los líderes y la gente.

En su opinión, es improbable que Maduro se mida en unas elecciones si no sabe que va a ganarlas y para eso cuenta con el mal momento que atraviesa la oposición. “El discurso político de los opositores es pobre, es una competencia entre liliputienses en donde hay algunos más altos dependiendo del momentum”.

Cuando se le pregunta a Luis Vicente León quién podría ser el candidato elegido en primarias, señala que hasta ahora lo que puede ver, en vista de la fragmentación, es que tendrán que darse alianzas como, por ejemplo, (no necesariamente serían así en la realidad) la de Manuel Rosales, Henrique Capriles y Acción Democrática y esto se daría por la necesidad de mover electores.

Por otro lado, también se refirió a María Corina Machado, quien recibe la simpatía del sector radical, pero allí tendría que competir con Juan Guaidó, quien compite en el mismo cluster.

Sobre la posibilidad de que el candidato sea un outsider como Lorenzo Mendoza o el Conde del Guácharo, señaló que “su popularidad no es más grande que la de los líderes tradicionales”.

Se refirió a un hecho significativo en los últimos días y es la lucha que están llevando los sindicatos del país que se han ido organizando con sus pares internacionales y han logrado movilizar en todo el país a diferentes sectores de la sociedad con un objetivo en común: la defensa del salario y del poder adquisitivo.

Explicó que se ha centrado en la necesidad de la gente. “Eso es algo que debería comenzar a hacer la oposición”.

¿Qué hacer? A esta pregunta respondió Michael Penfold señalando: “La oposición debe reconectar con la sociedad, venirse a casa y enfrentar el hecho de que se necesita organización porque no hay otra manera, pero para eso se requiere coraje”.

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Un adolescente estuvo implicado en el asesinato de un hombre de 60 años en Santa Mónica

Un adolescente de 16 años de edad estuvo implicado en el asesinato de Tirso José Herrera Alcalá, de 60 años, quien fue hallado muerto...

Pdvsa asignó cargamento de crudo pesado a la italiana Eni

La petrolera venezolana PDVSA asignó un cargamento de crudo a una unidad de Eni para un embarque en febrero, el primero a la firma...

Torturaron a un joven y lo asesinaron en el Zulia: los implicados grabaron video del crimen

Un joven de 19 años de edad fue torturado, le dispararon, lo apuñalaron y luego fue decapitado por una banda criminal en el estado...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo