“La responsabilidad de todo lo que ocurra con la Abdala es del Estado venezolano”

Ante la reciente llegada a Venezuela de la candidata a vacuna proveniente de Cuba, Abdala, el presidente de la Academia Nacional de Medicina (ANM), Enrique López Loyo, afirmó a HispanoPost que la responsabilidad “de todo lo que ocurra con estas dosis es absoluta del Estado venezolano”.

En la tarde del jueves 24 de junio, la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, anunció la llegada del primer lote de Abdala a Venezuela. Aunque no dijo la cantidad de dosis que fueron recibidas, mencionó que el país compró un total de 12 millones de esta candidata vacunal que requiere tres aplicaciones por persona. Esa cantidad que llegará en “los próximos meses”, según expresó.

Sin embargo, los expertos en la materia no solo responden con alerta y preocupación a la frase “esta vacuna se incorpora al proceso de inmunización y al plan de vacunación de Venezuela”, dicha por la representante de Maduro, sino que exigen conocer los detalles de los resultados obtenidos en las fases clínicas a las que ha sido sometida la Abdala.

El motivo de la preocupación del uso de la Abdala

Creada por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), la Abdala inició su evaluación clínica de seguridad e inmunogenicidad en Cuba en 2020, incluyendo en las fases I y II un total de 792 individuos de entre 19 y 80 años de edad, según la publicación A Propósito del Candidato Vacunal Cubano “Abdala” de CientMed hecha por los expertos en virología José Esparza y Flor Pujol hace un mes.

Sin embargo, este jueves Esparza dijo durante el XIV Congreso de la Sociedad Venezolana de Infectología que, aunque la Abdala ha sido probada en su fase III por más de 40 mil voluntarios, “no tenemos información al respecto. La única que obtenemos es leyendo el periódico Granma, el diario oficial de Cuba”. “Este dice que es una prueba doble ciego controlada por placebos, pero se contradice porque hace un par de semanas dijeron que estaban vacunando a quienes recibieron el placebo, lo cual muestra que alguien abrió el código y, por otra parte, las dosis las están administrando en ensayos que llaman de intervención. Más de cuatro millones de cubanos han recibido una vacuna sin saber si funcionaba o no”, afirmó.

Cuba, el único país donde se ha aplicado la Abdala/ COVID-19 vaccine tracker, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. Actualización del 19 de junio.

Cuba, el único país donde se ha aplicado la Abdala/ COVID-19 vaccine tracker, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. Actualización del 19 de junio.

El 21 de junio, el Granma anunció que el candidato a vacuna cubano conocido como Abdala tenía una eficacia de 92,28%, pero no hay resultados públicos que lo sustenten.

La ANM reiteró en su boletín 35, de fecha 25 de junio, que la credibilidad de cualquier vacuna, y su aceptabilidad por la comunidad, se basa en gran parte en la publicación de los resultados en revistas científicas de reconocido prestigio.

“Son dosis que no tienen un aval científico comprobable hasta este momento y hasta que no presenten las pruebas de la fase III, las publiquen y sea capaz de valorarse la metodología de trabajo y los protocolos que se siguieron -y si además es convalidado por la Organización Mundial de la Salud o de la Panamericana de la Salud- no tendríamos problema en justificar la compra que hace el Estado venezolano”, expresa el presidente de la ANM.

Cuadro comparativo de Abdala, Sputnik V, Soberana 02, Janssen y Sinopharm/ COVID-19 vaccine tracker, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Por su parte, Espaza, especialista en vacunas, señala que la Abdala “todavía sigue siendo una candidata a vacuna y debemos exigir acceso a la información de seguridad y la eficacia de ella”.

El virólogo explica que esta candidata está basada en el RBD (Receptor Binding Domain, en inglés) producido en la levadura Pichia pastoris y utiliza el hidrógeno de aluminio como amplificador de la respuesta inmunológica. Y no solo no hay información de la Abdala, sino que además “no existe ningún resultado publicado de la eficacia de una vacuna basada en RBD”.

Con suspicacia, Esparza también ve la rapidez con la que Cuba envió a Venezuela un lote, cuando apenas el lunes se conoció su eficacia mediante el medio de comunicación estatal. “Si se compara con Estados Unidos, la FDA se toma al menos un mes para analizar los datos”.

Desde el inicio, Venezuela muestra interés en las candidatas a vacunas desarrolladas en Cuba. En marzo, Maduro dijo que el país formaría parte de los ensayos clínicos de la Abdala y la Soberana 02. Desde entonces los expertos venezolanos veían la acción con alarma. En mayo, el ministro de Salud, Carlos Alvarado, dijo que ese mes iniciaría la fase III en el país; sin embargo, no ha dado más información de ello. En ese lapso de tiempo también dijeron que iba a producir la Abdala en el país.

Lea también:

Espromed Bio: la empresa donde Maduro quiere producir Abdala, la candidata a vacuna cubana

Más del autor

Abigail Carrasquel
Abigail Carrasquel
Periodista venezolana

Artículos relacionados

Lo más reciente

Reuters: Delegación de EE.UU. no logra liberación de estadounidenses detenidos en Venezuela

Una delegación estadounidense encabezada por el principal negociador de rehenes del presidente Joe Biden, Roger Carstens, finalizó el jueves una visita a Venezuela después...

Una gesta cívica para todos por igual

El 5 de julio de 1811, Venezuela se proclamó como un pueblo libre cuando los representantes de las provincias de Caracas, Barcelona, Margarita, Cumaná,...

Padres se acogen al sistema de apartado de los comercios para comprar los regalos del Día del Niño

El domingo 17 de julio se celebra el Día del Niño y los padres y madres se aprestan para obsequiar a los hijos e hijas...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo