Miguel Cabrera: un fuera de serie que nació para batear

El que, sin lugar para las dudas, ha sido el mejor beisbolista venezolano en llegar a las Grandes Ligas, Miguel Cabrera, ya está preparando el camino para ir consumando sus últimos innings como jugador activo. Él mismo puso, a mediados del año pasado, la fecha de caducidad para su ilustre carrera.

“Dos años más y se acabó”, decía el estelar de los Tigres de Detroit, por aquellos lejanos días finales del mes de agosto. Esto quiere decir que la de 2023 será la última vez de ‘Miggy’ en el beisbol de las Grandes Ligas; al menos como pelotero activo.

El curso pasado, Miguel escribió páginas importantes en su ya histórico paso por la ‘Gran Carpa’. Se convirtió en el venezolano con más imparables en la historia de la MLB, superando los 2877 que dejó Omar Vizquel en 24 años de carrera.

Asimismo, Cabrera también dejó en el camino de los hiteadores a otros históricos, como Mel Ott, Babe Ruth, Al Simmons, Frank Robinson y un tal Barry Bonds.

Pero no hay discusión en que el logro más grande del maracayero en la temporada -y hasta ahora en su carrera- fue el de unirse al club de los 500 cuadrangulares, con lo que se convirtió en apenas el sexto bateador nacido en Latinoamérica en alcanzar la quinta centena.

Los otros cinco son: Albert Pujols (679), Sammy Sosa (609), Rafael Palmeiro (569), Manny Ramírez (555), y David Ortiz (541); cuatro dominicanos y un cubano, al que se les unió el primero de Venezuela. Alex Rodríguez (696) también tiene raíces latinas, pero es natural de los Estados Unidos, pues nació en Nueva York.

Entre los venezolanos, Miguel Cabrera llevaba unos cuantos años como el líder absoluto en cuadrangulares, desde que en 2015 superó los 399 que conectó Andrés Galarraga, para convertirse en el único criollo con 400 o más estacazos.

Además, los 500 vuelacercas no fueron la única cifra redonda que puso el venezolano durante la pasada temporada; también superó las 1500 carreras anotadas y las 1800 impulsadas.

¿Qué persigue?

Ciertamente Miguel Cabrera ha dado muestras de fuerzas y de ser un bateador con capacidad para sacar la bola, así lo demostró mientras estuvo en la cúspide de su carrera, con dos temporadas en las que superó los 40 jonrones.

Pero las capacidades de Miguel van mucho más allá de ser un jonronero. Miggy en su carrera ha sido un buen bateador, un bateador de promedio. No en vano ha ganado siete Bates de Plata y cuatro títulos de bateo (tres de ellos consecutivos), además de seguir teniendo un promedio vitalicio de .310, cuando tiene más de cinco temporadas sin ligar sobre los 300 puntos.

Gracias a esta excepcional cualidad, el aragüeño cerró la temporada 2021 con 2987 indiscutibles en su carrera, quedando solo a trece imparables de la mítica cifra de los 3000.

Solo hay seis bateadores en la historia -de más de un siglo- de las Grandes Ligas, que tienen el mérito de pertenecer a los selectísimos clubes de los 500 jonrones y los 3000 imparables; una dimensión aparte donde solo entran los fuera de serie.

En el tope se encuentra el legendario Hank Aaron, con sus 3771 hits y sus 755 cuadrangulares; luego lo siguen Albert Pujols (3301-697, y contando pues es el único que sigue activo), Willie Mays (3283-660) y Alex Rodríguez (3115-696); y cierran el grupo Eddie Murray (3255-504) y Rafael Palmeiro (3020-569). Miguel Cabrera tiene una cita con ellos, está a 13 hits de unírseles, como el séptimo de los elegidos y apenas el tercer latinoamericano en conseguirlo.

Dentro de este elitesco grupo hay uno todavía más selecto, al que solo pertenecen dos hombres entre cientos y miles que han llegado a Las Mayores.

Cabrera también está persiguiendo los 600 dobles de por vida en el ‘Big Show’; esos los tiene a tirito de una buena semana, pues solo le faltan tres (597). Una vez que tenga los 3000 hits y los 600 dobles, Miggy será el tercero, junto a Pujols (672) y Aaron (624) en juntar estas tres cifras históricas y emblemáticas del beisbol.

¿Tendrá méritos para llegar a Cooperstown? La pregunta debería ser cuánto tiempo le tomará y con qué porcentaje lo hará, porque Miguel ya tiene un espacio reservado entre los inmortales del beisbol.

Son dos años los que quedan, hay que disfrutar al máximo de estás últimas aventuras de Miguel Cabrera en su andar por las Gran Carpa, porque jugadores como él son irrepetibles y Venezuela tiene la fortuna de tenerlo para que la represente.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Walmart To Host One-Weekend-Only Savings Event Exclusively for Walmart+ Members

Today, Walmart announced the arrival of Walmart+ Weekend, an online savings event exclusively for Walmart+ members that stretches over three days. The fun begins on...

Citizens Financial Group Announces Pricing of $400 Million of its Subordinated Notes and $650 Million of Citizens Bank, N.A. Senior Notes

Citizens Financial Group, Inc. (NYSE: CFG) today announced the pricing of concurrent unsecured note offerings by CFG and its banking subsidiary Citizens Bank, N.A....

Cirium se asocia con 3Victors para ofrecer la previsión más dinámica de la demanda de viajes

Cirium, la empresa de análisis de aviación, y la empresa de análisis de datos turísticos, 3Victors anunciaron hoy una asociación de revendedores que le...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo