Régimen de Maduro logra acuerdos comerciales con aliados de EEUU para evadir sanciones

El Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), en su más reciente reporte, indica que la producción petrolera del país repuntó 8,5% al cierre del segundo trimestre en comparación con el primero. Además de ello, hay más ingresos por exportaciones de crudo debido a un repunte en los precios y la administración de Nicolás Maduro ahora no solo tiene el respaldo de los aliados tradicionales, como China, Rusia, Irán y la India, sino también cuenta con el apoyo de nuevos actores, que es el caso de Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Chipre.

El régimen de Maduro ha apelado a diversos mecanismos para evadir las sanciones impuestas por Estados Unidos a la industria petrolera venezolana. De manera que todos esos factores anteriormente expuestos pueden permitir, de acuerdo con especialistas, que el producto interno de bruto (PIB) de Venezuela, después de ocho años de recesión, crezca al menos 4%. Un panorama, según han expresado, que contribuye a la permanencia de Maduro en el poder.

“Los reportes de fuentes secundarias indican que el nivel de producción de ahora respecto a septiembre del año pasado prácticamente es el doble, porque se llegó a un mínimo de 300.000 barriles diarios y ahora se está por encima de 600.000 barriles diarios”, dijo el economista Ángel Alvarado, coordinador del OVF.

El también diputado del Poder Legislativo electo en 2015 y miembro del partido Primero Justicia sostuvo que en 2021 se está produciendo una recuperación “con respecto a lo que fue la fuerte caída en 2020 y, adicionalmente, el alza en el precio del crudo está siendo determinante en el motor del crecimiento económico”.

La cotización del crudo de referencia de Venezuela –el Merey- aumentó 104% en ochos meses para alcanzar en junio los 53,52 dólares por barril. La variación más que se triplica cuando se toma este precio y el que registraba en mayo del año pasado, cuando Maduro delegó la responsabilidad de los hidrocarburos a Tareck El Aissami como ministro de Petróleo y Asdrúbal Chávez como presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

A lo anterior se suma que la estatal ha logrado mantener los despachos de crudo sobre los 600.000 barriles diarios e incluso, violando las sanciones, ha retomado la importación de petróleo condensado por el orden de 2 millones de barriles para mezclarlo con la producción pesada y extrapesada de la faja del Orinoco, para lo cual Maduro se ha valido de nuevas alianzas.

La carga de condensado llegó a aguas venezolanas en un buque con bandera panameña Rene, propiedad y operado por la empresa Issa Shipping Fze, con sede en Fujairah, indica una nota publicada Reuters. “Issa Shipping forma parte de un grupo de empresas con sede en Emiratos Árabes Unidos que se han hecho cargo de la gestión de barcos para transportar millones de barriles de petróleo producidos por Pdvsa desde el año pasado, mostrando como este país, que es uno de los aliados más cercanos de Washington en Oriente Medio, se ha convertido en un centro para las empresas que ayudan a Venezuela a eludir las sanciones de Estados Unidos”.

Un análisis del portal de análisis financiero y económico Lloyd’s List Intelligence con sede en Londres también se refiere a la forma cómo Pdvsa ha venido consiguiendo clientes en cualquier parte del mundo y los descuentos que ofrece que hacen atractivo el negocio, tomando en cuenta los altos precios del crudo que se registran internacionalmente. Ponen como ejemplo lo que está ocurriendo en Chipre, que es una isla al este del mar mediterráneo formada por dos países: uno homónimo que forma parte de la Unión Europea y otro que responde a República Turca de Chipre del Norte, que está bajo la tutela de Turquía.

“Al menos 11 buques petroleros de edad avanzada con bandera de Chipre están involucrados en el comercio venezolano durante los últimos 12 meses y la propiedad se trasladó a una serie de compañías en la ciudad de Limasol, según los registros de la empresa chipriota de monitoreo Companies House”, señala Michelle Wiese Bockmann, editora de mercados energéticos de Lloyd’s List Intelligence.

El viceministerio de Transporte Marítimo de Chipre aclaró que esa nación solo está comprometida a hacer cumplir las sanciones de la Unión Europea y las Naciones Unidas y no las impuestas por Estados Unidos que están centradas en prohibir el comercio y las inversiones vinculadas con el sector petrolero venezolano.

“Chipre no tiene competencia ni base legal para hacer cumplir las sanciones que no han sido impuestas ni por la ONU ni por la Unión Europea», dijo el organismo.

No obstante, Chipre es una nación que tiene excelentes relaciones diplomáticas con Estados Unidos, país que a su vez no reconoce la existencia de la República Turca de Chipre del Norte.

Empresa china en el centro del comercio de petróleo de Irán y Venezuela

China sigue siendo un aliado clave para Maduro al momento de evadir las sanciones estadounidenses. China Concord Petroleum Co (CCPC), una empresa de logística, se ha convertido en un actor central en el suministro de petróleo sancionado de Irán y Venezuela, incluso después de que Washington la incluyó en la lista negra hace dos años por manejar crudo iraní, señala Reuters.

“CCPC se involucró en el comercio petrolero venezolano este año a través de acuerdos con pequeñas refinerías chinas independientes conocidas como teteras, según cronogramas de carga mensuales, cronogramas de exportación y facturas de abril y mayo de este año de Pdvsa, así como datos de seguimiento de petroleros y la fuente de Pdvsa”, indica la agencia de noticias.

La empresa registrada en Hong Kong se ha convertido rápidamente en un socio importante para Caracas, fletando barcos en abril y mayo que transportan más de 20% de las exportaciones totales de petróleo de Venezuela en ese período o casi 445 millones de dólares en crudo, mostraron los documentos de Pdvsa y los datos de seguimiento de los petroleros a los cuales tuvo acceso Reuters. “La CCPC no alquiló ningún barco que transportara petróleo venezolano en junio, según los documentos”, advierte la agencia de noticias.

Muchas refinerías de todo el mundo, incluidas las empresas estatales de China, dejaron de comprar crudo de Irán y Venezuela después de que Estados Unidos impusiera sanciones, recortando millones de barriles por día de las exportaciones y miles de millones de dólares de sus ingresos.

“Dependiendo de los ingresos del petróleo para administrar sus países, Teherán y Caracas se han involucrado desde entonces en un elaborado juego del gato y el ratón con Washington para seguir exportando crudo, empleando numerosas técnicas para evitar la detección, incluidas transferencias de barco a barco, empresas fantasma y intermediarios que operan fuera del ámbito financiero estadounidense”, agrega Reuters.

El año pasado, CCPC adquirió al menos 14 petroleros para transportar petróleo desde Irán o Venezuela a China, dijeron dos de las fuentes a la agencia de noticias.

«China mantiene intercambios normales y legítimos con Irán y Venezuela bajo el marco del derecho internacional que merecen respeto y protección», dijo un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China en respuesta a preguntas sobre el papel de las empresas chinas en el comercio de petróleo sancionado. Y aseguró que “China se opone firmemente a las sanciones unilaterales e insta a Estados Unidos a eliminar la ‘jurisdicción de brazo largo’ sobre empresas e individuos».

Las sanciones afianzan influencia de China e Irán

El mes pasado, en el seminario “Latin America: Challenges to the United States”, organizado por el Centro para la Democracia y la Investigación Política de Palm Beach, David Voght, director de IDP Latin America, durante su intervención puso en evidencia la influencia que China e Irán tienen en Venezuela y cómo esta se ha afianzado con las sanciones impuestas por Estados Unidos a la industria petrolera venezolana.

Aseguró que lo que han traído las sanciones es que el gobierno de Estados Unidos diga que ha logrado que Nicolás Maduro evite tener acceso a 40 millardos de dólares en exportaciones petroleras. “Para nosotros una de las cosas que han traído las sanciones es haberles abierto la puerta a Irán a través de, por ejemplo, la importación de gasolina. Son 506 millones de galones que entraron entre el 20 de mayo y el 21 de abril, que es el real aporte de Irán a Venezuela y en algunos casos desde el punto de vista político es relaciones públicas”, expresó.

Además, afirmó que las sanciones le han permitido a China que Venezuela repague la deuda que tiene. “Hoy en día no tenemos idea de la cantidad de barcos que llegan por Singapur y diluyentes que llegan también por barco. Hay una estructura de corrupción que se ha incentivado con las sanciones”, advirtió.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Perú y Venezuela retoman relaciones diplomáticas

Los Gobiernos de Perú y Venezuela retomarán sus relaciones diplomáticas tras haber designado y aceptado a sus nuevos embajadores en Caracas y Lima, informaron...

Razón y razonabilidad: educar para la libertad

A los seres humanos se nos da bien pensar que “el genio” no necesita ningún tipo de formación académica o disciplinar para lograr sus...

Twitch sufrió masiva filtración de datos que incluyó información financiera de streamers

Frente a la filtración masiva de datos que se dio en la plataforma de streaming Twitch, la compañía de seguridad informática ESET señaló que...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo