ADN Beisbol: Luisángel Acuña tiene con qué llegar a Las Mayores por sus propios medios

- Publicidad -

A pesar de las comparaciones y similitudes con su hermano, el venezolano Luisángel Acuña está labrándose su propio camino, con las miras puestas en llegar y establecerse como un jugador de Grandes Ligas, en las sucursales de los Rangers de Texas.

Un poco más bajo en estatura que Ronald, el joven de 19 años se desempeña como infielder, específicamente en la posición de torpedero, aunque también tiene cualidades para jugar en la segunda base; ahí comienzan las diferencias entre uno y otro.

- Publicidad -

Claro que, cuando lo ves en la caja de bateo es como si de su hermano se tratara, su “batting stance” o postura para batear, así como su mecánica, son bastante similares a las del pelotero de los Bravos de Atlanta, casi como una copia al carbón.

No obstante, Luisángel –hasta el momento– no ha dado mayor demostración de fuerza, como para ser considerado un jonronero a futuro, cosa que sí ha hecho el mayor de los Acuña desde su llegada al ‘Big Show’. El prospecto de los Vigilantes ha dado muestras de ser más un bateador de contacto, con un buen manejo de la zona de strike y con algo de poder ocasional.

Sin embargo, también es importante destacar el hecho de que Ronald, cuando jugaba en Ligas Menores, tampoco había desplegado ese potencial jonronero del que hoy puede hacer alardes; de hecho, su mejor año en este departamento fue en 2017 –uno antes de su debut en la Gran Carpa– cuando consiguió despachar 21 cuadrangulares, compartidos en tres categorías distintas del sistema.

También hay que tener en cuenta que el muchacho todavía está en pleno desarrollo de su físico, con solo 19 años (próximo a cumplir los 20), todavía no muestra la corpulencia requerida para sacar la bola con mayor frecuencia.

Carlos Cardoza, su manager en los Down East Wood Ducks –equipo de Clase-A baja, que hace vida en Carolina del Norte– confía en las capacidades futuras del jugador nacido en Caracas. “Creo que el poder viene en camino, muchas veces es lo último en desarrollarse. Creo que, porque tiene control de la zona, todo lo demás llegará. Está ahí, y va a salir”, manifestó el estratega.

Acuña estuvo en la Liga de Novatos de la República Dominicana en 2019, donde dejó una interesante línea ofensiva, con promedio de .342, porcentaje de embasado de .438 y .455 de slugging, para un OPS final de .893. Además, allí sonó 11 dobles, tres triples, se voló la barda en par de ocasiones y se robó 17 almohadillas.

Por supuesto que en 2020, al no disputarse un solo encuentro en el sistema de granjas, el desarrollo del pelotero –en general, no solo en el caso de Luisángel– se vio afectado, por mucho que los jugadores se mantuvieran activos en entrenamiento, el juego y la competencia real es lo que proyecta a los jugadores.

Para 2021, Acuña tuvo que lidiar por primera vez con las exigencias de una temporada completa a nivel profesional, siendo –por demás– su primer año jugando en los Estados Unidos. Su bateo se vio afectado, así lo refleja su .266 de promedio.

Sin embargo, el joven sacó 12 pelotas, lo que significa un crecimiento importante en su cuota de poder; sonó 15 dobles, para mantenerse en una buena línea; pero además, remolcó 74 carreras y se estafó 44 bases, demostrando que su bateo puede ser oportuno y que sabe correr las bases.

“Creo que aprendió muchos sobre sí mismo. Simplemente fue un año de mucho desarrollo y mucho crecimiento. Lo más importante que veo es lo que aprendió y lo que puede aplicar este año, con suerte jugando a un mayor nivel”, destacó Cardoza.

El venezolano describió su temporada como un año de altos y bajos, en el que se enfocó en mantener el control de su juego, haciendo lo que sabe. Ahora mismo, si prioridad es seguir jugando duro, hacer el trabajo y seguir mejorando.

Aunque es temprano para pensar en Grandes Ligas y el camino por Las Menores todavía es largo, pues apenas si ha jugado en Clase-A baja, hay dos factores que pueden ser determinantes en el desarrollo del caraqueño criado en La Sabana.

Los Rangers de Texas vienen de ser agresivos en el mercado de agentes libres, quedándose con dos de las piezas más apetecibles, antes de que la Major League Baseball hiciera perecer toda actividad de beisbol a nivel de Grandes Ligas con su cierre patronal unilateral.

El conjunto texano recién acordó con el estelar campocorto Corey Seager, con quien se comprometieron por una década. Mientras que en la intermedia, contarán con el finalista al premio del Jugador Más Valioso de la Liga Americana de 2021, el camarero Marcus Semien, a quien aseguraron para los próximos siete años.

Esto, podría convertir a Luisángel en una interesante pieza de cambio de cara al futuro, por lo que no sería de extrañar que –a mediano plazo– termine su formación en otra organización, en la que tenga mayor oportunidad de ascender al máximo nivel del beisbol. Actualmente, el criollo se ubica en el octavo lugar, entre los prospectos de los Rangers.

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Elecciones del #28Jul condicionan actividad petrolera en Venezuela hasta inicios de 2025

El panorama político venezolano a pocos días de las elecciones presidenciales del 28 de julio presenta un compás de espera para los  inversionistas petroleros, aseguraron fuentes...

Bolivia anuncia descubrimiento de un megacampo de gas natural

Bolivia descubrió un megacampo de gas natural, de 1,7 trillones de pies cúbicos, el "más importante" hallazgo de este hidrocarburo desde 2005, anunció este...

El presidente de la Federación Colombiana de Fútbol y su hijo entre los 27 arrestados en el caos en la final de la Copa...

El presidente de la Federación Colombiana de Fútbol y su hijo estaban entre las 27 personas arrestadas durante los disturbios de control de multitudes...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo