El buen momento de los Yankees y la posibilidad de que Salvador o Willson lleguen al Bronx

En el beisbol hay tres puntos que son clave para que un equipo pueda competir y ser ganador. Lo primero es que el pitcheo gana juegos, luego es importante un bateo oportuno, y finalmente tener una línea central sólida es un plus que aporta muchísimo.

Cuando hablamos de la línea central, estamos refiriéndonos –básicamente– a la columna vertebral de la defensa de un equipo; como su nombre lo indica, se refiere a las posiciones del centro del terreno, conformadas por la receptoría, la llave de la segunda bases, que a su vez está compuesta por campocorto y camarero, y por último el jardín central.

Si miramos a los Yankees de Nueva York, veremos al equipo que actualmente ostenta el mejor récord de las Grandes Ligas (23-8), lo que los mantiene como líderes de la división este de la Liga Americana y con cuatro y medio juegos de ventaja sobre los Rays de Tampa Bay, ubicados en el segundo lugar.

Los neoyorquinos tienen una rotación abridora que ha dado la cara, sin ser la mejor del beisbol, tiene buenas piezas de una excelente calidad; de hecho son cuartos en efectividad, en todas las Grandes Ligas, con 2.93. Asimismo, desde hace varios años han destacado por armar un cuerpo de relevistas de los más dominantes y esta temporada no es la excepción, pues tienen el segundo mejor bullpen, con 2.51 de efectividad.

En el global, manejan una efectividad de 2.75, ubicándose en el tercer lugar de la MLB, solo por detrás de Dodgers (2.48) y Astros (2.73). Sumado a esto, la ofensiva ha respondido cuando el equipo más lo ha necesitado, cumpliendo con la premisa del bateo oportuno.

Son el segundo equipo con más jonrones (44), detrás de Dodgers (45); empatan con los Guardianes en la segunda casilla de los que más producen en el joven circuito (142), solo por detrás de los Angelinos (159); y son el segundo equipo que más carreras anota, con 150, mientras que los serafines lideran con 164.

A su vez, es el segundo equipo que más se embasa en la Americana (.322 OBP) y el tercero que más batea (.242); todo esto, claro está, en el global. No obstante, el líder en cuadrangulares de la Gran Carpa, en este momento, es Aaron Judge con sus 11 bambinazos; mientras que Anthony Rizzo y Giancarlo Stanton le siguen de cerca, con nueve cada uno. Además, Stanton es segundo en carreras empujadas (28) y Judge en anotadas (24).

Con esto, podemos decir que los Yankees cumplen con los dos primeros puntos clave. Entonces podemos enfocarnos en la línea central, que fue algo que le pasó mucha factura a los ‘Mulos’ en 2021 y también en otros años recientes.

En primer lugar, está el hecho de que el jardinero central se ha mantenido sano; Aaron Hicks ha defendido la pradera del centro en 26 de los 31 juegos; mientras que Judge le ha respaldado en 10 ocasiones. Ambos poseen un guante de jerarquía, un brazo potente y educado, además de saber jugar y correr la posición.

Por otro lado, el venezolano Gleyber Torres ha estado fino en su retorno a la intermedia, jugando una segunda base de gran nivel, en claro contraste de su fatídico paso por las paradas cortas el año pasado. D.J. LeMahieu es un general en defensa, por lo que responde con creces donde le coloquen y la intermedia, posición que ha compartido con el caraqueño, es su hábitat natural. Mientras tanto, el campocorto está en muy buenas manos, con la llegada de un Guante de Oro como Isiah Kiner-Falefa.

Esto nos deja con la receptoría como último factor, y este es precisamente donde mejor se ha reforzado el equipo. La de cátcher es –probablemente– la posición más importante del beisbol y en los últimos años, la de los Yankees, estuvo en manos de un Gary Sánchez que quedó muy a deber con la organización y es de los peores defensores detrás del plato.

La receptoría es fundamental

Esta temporada, los del Bronx enviaron al dominicano a Minnesota, precisamente en el cambio en el que adquirieron a Kiner-Falefa; como dicen por ahí, mataron dos pájaros de un solo disparo. A día de hoy no tienen un receptor titular, ya que cuentan con Kyle Higashioka y José Treviño para este rol.

Ambos cuentan con una defensa de altísimo nivel y esto se refleja también en la actuación de los lanzadores, que ahora están siendo llevados por buenos receptores. Sin embargo, el bateo es la asignatura pendiente de ambos caretas.

Con números similares, Treviño apenas batea para .175, con tres carreras impulsadas; mientras que Higashioka ostenta promedio de .170, con cuatro fletadas; ninguno ha conectado cuadrangular y entre los dos suman cuatro extrabases.

Esto último, podría generar que la directiva del equipo busque opciones en el mercado, para reforzar la posición.

Desde hace un par de temporadas se ha especulado, sobre un posible interés yankee en hacerse con los servicio del venezolano Willson Contreras. El de Puerto Cabello es un receptor de garantías, que también luce con el madero; de hecho, en este momento batea para .304, con cuatro vuelacercas y diez carreras producidas.

Con el desmantelamiento de los Cachorros en 2021, se pensó que el criollo saldría, tal y como lo hicieron sus compañeros Kris Bryant, Javier Báez y el propio Anthony Rizzo; sin embargo, esto no ocurrió. No obstante, el jugador –que a final de temporada será agente libre– no alcanzó un acuerdo con el club, por lo que están a la espera de que se decida en el arbitraje salarial sus ingresos para esta campaña.

El no haber llegado a un acuerdo, la decisión que se tome en la audiencia y el hecho de que será agente libre, podría motivar a los oseznos a buscarle una salida a otro club, que los beneficie con talento joven.

Además, cada vez que surge el tema de que los Yankees podrían buscar un receptor, aparece el nombre de otro venezolano, el de Salvador Pérez. El valenciano es uno –si no el que más– de los mejores en su posición, y aunque este año ha tenido un arranque lento, el año pasado se destapó a batear al punto de liderar las Grandes Ligas en jonrones y remolcadas.

Claro, que esta sería una transacción, si se quiere, más complicada que la de Contreras. Salvy, además de ser la principal figura de los Reales de Kansas City, tiene contrato hasta 2025, con opción para 2026; por lo que, si el equipo accediera a negociarlo, no sería una negociación sencilla.

También ha surgido, recientemente, el nombre de Tyler Stephenson. El mal momento que atraviesan los Rojos de Cincinnati podría obligarles a mover fichas, tal y como lo hicieron antes del comienzo de temporada, y no cabe dudas que el receptor es una de sus piezas más atractivas.

Ahora mismo, el joven de 25 años, nacido en Atlanta, tiene un respetable promedio de .349, con cuatro batazos de vuelta completa y 19 corredores enviados a la registradora. Además, exhibe un porcentaje de embasado de .417 y detrás del plato se ha mostrado confiable, desde su debut en 2020.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Gobierno y oposición inician conversaciones para retomar diálogo en México

En horas de la tarde de este martes los jefes de la delegación del gobierno, Jorge Rodríguez, y de la Plataforma Unitaria, Gerardo Blyde,...

GoFundMe Completes Acquisition of Classy

-GoFundMe, the trusted leader in online fundraising, announced the completion of its previously announced acquisition of Classy, the leading nonprofit fundraising software company. Classy will continue to...

Voya Financial and Allianz Global Investors announce plans to enter long-term strategic partnership, including transition of selected AllianzGI U.S. investment teams to Voya Investment...

Voya Financial, Inc. (NYSE: VOYA) (“Voya”), announced today that it has entered into a memorandum of understanding (“MOU”) relating to AllianzGI’s transfer of selected...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo