Elecciones sindicales en Venezuela: acoso oficialista, cierre de empresas y la diaspora bajan de 1,6 millones a 200.000 el número votantes

La Resolución del Consejo Nacional Electoral (CNE) del 12 de mayo abre una ventana a la celebración de elecciones sindicales en el país, dándole oxígeno a las organizaciones de trabajadores y gremios, aseguraron fuentes sindicales.

Elecciones sindicales en Venezuela


Sin embargo, advirtieron que el proceso comicial  implica un gran esfuerzo a la luz del debilitamiento del movimiento sindical, pues el número de votantes ha bajado de 1,6 millones de trabajadores a 200.000 en los últimos 21 años.


Las fuentes coincidieron que la decisión del CNE agrega un elemento cualitativo a la realización de las elecciones al prestar solo su apoyo técnico y logístico sin intervenciones en la vida o estatutos de las organizaciones de trabajadores y profesionales.


Los consultados también señalaron que el CNE abre una ventana para que las organizaciones vuelvan a la normalidad con directivas renovadas, ya que las actuales llevan 10 y hasta más de 20 años ejerciendo los cargos.


Esta situación ha servido de excusa a las administraciones de Hugo Chávez y Nicolás Maduro para eliminar los contratos colectivos, imponer organizaciones laborales paralelas y/o distintas a los sindicatos, depreciar los salarios y perseguir al sindicalismo opositor y chavista disidente.

Se despeja el panorama


Dick Guanique, coordinador del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, indicó que la resolución del CNE despeja un poco el panorama, pero hay obstáculos a vencer como la resistencia de algunos directivos actuales a dejar sus cargos.


«Hace tres años se formó una comisión técnica para tratar la renovación sindical, en lo cual venimos trabajando», contó el representante de Fadess. Refirió que se han reunido con el ministro del Trabajo y funcionarios de las inspectorias del trabajo para recabar información y diagnosticar la situación en que se encuentran las organizaciones de los trabajadores.


«Siempre dejamos en claro el respeto por parte del gobierno a la autonomía y libertad sindical como lo ordena el convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo», sostuvo.


Denunció que la estrategia oficialista -impuesta hasta ahora con éxito- ha sido eliminar los sindicatos independientes y los contratos colectivos; así como perseguir a trabajadores y dirigentes sindicales  criminalizando el derecho a la huelga y la protesta.


Prueba de ello, agregó, es que más de 400 sindicalistas y trabajadores están presos o enjuiciados  bajo el régimen de presentación judicial.

Piedras en el camino

La comisión de la cual es miembro Guanique concentra el trabajo en la renovación de la Confederación de Trabajadores de Venezuela, en lo que la forma más viable y expedita es celebrar primero las elecciones por la base de los sindicatos, seguidas de las federaciones y el comité ejecutivo de la CTV.


Los últimos comicios de la CTV ocurrieron en 2001 dentro de unas elecciones de todas las organizaciones sindicales del país y en las que la Confederación aglutinaba la gran mayoría de los electores.


«En ese momento los candidatos del oficialismo resultaron derrotados de manera aplastante por las fuerzas democráticas», recordó Pedro Arturo Moreno, secretario ejecutivo de la CTV.


En los comicios cetevistas mencionados participaron 72 federaciones nacionales, regionales y sectoriales y 1.600 sindicatos afiliados a la central obrera. Guanique destacó que el número de electores ha bajado a 200.000 como consecuencia de la estrategia antisindical oficialista, la pérdida de empleos por el cierre de empresas y la caída de la actividad productiva y los muchos trabajadores que están en la diaspora.


El representante de Fadess precisó que organizar las elecciones incluso con 200.000 trabajadores resulta una tarea compleja. Moreno expresó que se esperaba que la  resolución del CNE saliera en enero como le  fue planteado al rector Enrique Márquez, encargado de la comisión de  Participación y Funcionamiento del CNE.

«Le dijimos que era conveniente aprovechar el tiempo comprendido entre 2022 y 2023 -cuando no hay contempladas elecciones nacionales y regionales- para celebrar los comicios sindicales y gremiales», anotó.


Expresó que en julio de 2020 el CNE ordenó no celebrar elecciones sindicales debido a la pandemia, lo cual fue derogado por la resolución del 12 de mayo con el plus de que el CNE solo prestará apoyo técnico y logístico en los procesos electorales a las organizaciones sindicales y gremiales.


Froilan Barrios, del Movimiento Laborista, alertó que los sindicatos y gremios requieren con urgencia una renovación para enfrentar el acoso oficialista contra la libertad sindical y la precariedad de las condiciones laborales, la falta de empleo y los bajos salarios.


Barrios se mostró optimista con la resolución del CNE, pero llevar las elecciones a buen término implica superar los numerosos obstáculos del oficialismo con el cambio de reglas del juego a través de instituciones públicas como el Tribunal Supremo de Justicia y el  Ministerio del Trabajo.


«Es un camino de reconquista del derecho de renovar de forma autónoma a los representantes de los trabajadores como lo establece el convenio 87 de la OIT», recalcó Barrios.


Guanique insistió en que la realización de esas elecciones libres implica que el TSJ agilice las decisiones pendientes sobre medidas cautelares que tienen  paralizadas los procesos electorales de las organizaciones.

Justicia y trabajadores


Otro punto es el sobreseimiento de los juicios con libertad plena contra 90 sindicalistas y más de 310 trabajadores para que no haya obstaculos en el lanzamiento de sus candidaturas o cuando asuman el cargo si resultan electos.


Moreno advirtió que el Renos (Registro Nacional de Organizaciones Sindicales) del Ministerio del Trabajo «debe dejar de ser utilizado por el oficialismo como mecanismo para entorpecer elecciones y  discusión de contratos colectivos, entre otras decisiones».


Los consultados llamaron la atención sobre el no pronunciamiento que hasta ahora mostrado por las centrales obreras independientes (Unete, CUTV, Conesa,  CGT) sobre la resolución  del CNE.


Refirieron que también ha habido silencio en la Central Única Bolivariana, Socialista de Trabajadores, fundada en 2012 y que a la fecha no ha realizado ninguna elección pese a contar con todo el respaldo de Maduro.


Guanique señaló que «un  fenómeno que se está presentando mucho es el acercamiento al sindicalismo independiente de dirigentes y sindicatos chavista disidentes de la política madurista».

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Clientes del BOD deberán ingresar a la página del BNC para realizar operaciones a partir del 27 de junio

A partir del lunes 27 de junio, el Banco Nacional de Crédito comenzará a dar “información más detallada” a los clientes del Banco Occidental...

Arrestaron en Suiza a yerno de Antonio Ledezma acusado por lavado de dinero

Luis Fernando Vuteff, yerno del exalcalde Antonio Ledezma, fue arrestado en Suiza y enfrenta un pedido de extradición a Estados Unidos bajo cargos de...

Crecen expectativas de que se retome el diálogo tras participación de Rodríguez y Blyde en Foro de Oslo

Esta semana representantes de las delegaciones de la Plataforma Unitaria y de la administración de Nicolás Maduro, Gerardo Blyde y Jorge Rodríguez respectivamente, participaron...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo