De rozar el Olimpo a hundirse en el Hades: Robinson Canó acechado por sus propios demonios en el ocaso de su carrera

- Publicidad -

La carrera de Robinson Canó parece tener los días o los innings contados, al menos a nivel de Grandes Ligas. El de San Pedro de Macorís ya ha sido dejado en libertad tres veces este mismo año, luego de que rechazara ir a las sucursales en Ligas Menores de los Bravos de Atlanta.

Vale destacar que el pelotero tiene dos grandes manchas, en una carrera que parecía encaminada a tener su propio espacio en Cooperstown, como un inmortal del Salón de la Fama de las Grandes Ligas. La primera llegó en 2018, cuando el intermedista fue suspendido por uso de sustancias prohibidas.

- Publicidad -

Aquel año, en 80 compromisos, Canó tenía promedio de .303, con 10 cuadrangulares, 22 dobles y 50 remolques. El intermedista dio positivo en el control de dopaje, por uso de furosemida; un diurético prohibido, ya que suele ser usado para eliminar rastros de otras sustancias que mejoren el rendimiento en atletas.

El dominicano negó toda culpa, asegurando que se la dio un doctor licenciado en su país, para aliviar una dolencia, y que no estaba al tanto de que le estuvieran dando un medicamento prohibido: “obviamente ahora deseo haber sido más cuidadoso”, puntualizó el implicado.

El único cuadrangular que tiene en Grandes Ligas en 2022 se la dio a los D-Backs el pasado 15 de abril, cuando todavía jugaba para los Mets

No obstante, el jugador cumplió su suspensión sin mayor alboroto. Regresó en 2019, luego de que los Marineros de Seattle lo enviaran a los Mets de Nueva York, y de ausentarse por 80 juegos (el castigo mínimo en casos de dopaje, por ser la primera vez), pero no volvió a ser el mismo de antes.

Estuvo en 107 compromisos con los metropolitanos, ligó para .256, con 13 estacazos, 28 tubeyes y 39 fletes, en 390 turnos al bate. Al año siguiente, en la recortada temporada de 2020, la de la pandemia, mostró una leve mejoría, al batear para .316 y volarse la barda una decena de veces.

Sin embargo, en noviembre de ese mismo año, el ex de los Yankees de Nueva York volvía a ser objeto de malas noticias. El infielder volvía a dar positivo en el control de dopaje, esta vez por uso de por Stanozolol, una sustancia que sirve para mejorar el rendimiento; la segunda sanción corresponde a 162 juegos, el equivalente a la totalidad de una temporada.

Cabe destacar que, en su etapa de nueve años con los Yankees, equipo con el que debutó en la Gran Carpa, sacudió un total de 204 jonrones, produjo 822 carreras y dejó promedio de .309, antes de firmar con Seattle como agente libre.

Con los Marineros permaneció cinco campañas, ligando para .296 de promedio, con 107 cuadrangulares y 411 empujadas. Por tanto, al momento de la primera suspensión, Canó ya tenía medio camino hacia Cooperstown recorrido, con 311 vuelacercas, 1233 carreras impulsadas y .304 de promedio vitalicio; esto sin contar que ya ostentaba 2470 indiscutibles en su carrera.

Luego del segundo castigo, el equipo de Queens fue paciente con él y le esperó para ver qué tenía para ofrecer. Sin embargo, en su regreso para 2022, en 12 cotejos con los metropolitanos, solo pudo batear de hit en 12 oportunidades, con un jonrón y tres fletadas, para dejar promedio de .195 al momento en que los Mets lo dejaron en libertad.

El tiempo de estar sin equipo fue breve para Canó, puesto que ante la ausencia ofensiva que significa el bate de Fernando Tatis Jr. en la alineación de los Padres, el equipo californiano le brindó una nueva oportunidad al de Quisqueya.

Al igual que su paso por los metropolitanos en 2022 –o incluso peor– el veterano solo disputó 12 duelos, en los que apenas pudo conectar tres imparables en 33 viajes al plato, dejando promedio de .091. San Diego le ofreció ir a Ligas Menores, cosa que en principio fue descartada por el pelotero.

El dominicano solo pudo batear para .091 con el uniforme de San Diego

No obstante, a los pocos días volvió a firmar con los frailes, pero un acuerdo de Ligas Menores. Llegó a jugar 21 encuentros con los Chihuahuas de El Paso (sucursal Triple A de los Padres), dando indicios de recuperación, al promediar .333, con tres jonrones, cinco dobles y 20 remolques.

Luego le llegó la oportunidad de volver a Las Mayores, esta vez como miembro de los Bravos, equipo al que fue cambiado por dinero en efectivo, para sustituir a Ozzie Albies –segunda base titular de Atlanta– quien se encuentra inhabilitado por una fractura de pie.

Una vez más, Canó no pudo hacer el trabajo en el ‘Big Show’, conectando solo cinco hits y anotando una carrera en nueve juegos. Fue enviado a Triple-A cuando los Bravos adquirieron al venezolano Ehire Adrianza desde Washington, pero el dominicano optó por declararse agente libre.

Muchos piensan que el infielder ya no tiene nada que demostrar y tampoco mucho que ofrecer a nivel de Grandes Ligas, por lo que consideran –y le han aconsejado– que debería colgar los spikes y retirarse, antes de seguir desprestigiando su carrera.

Tal fue el caso de su compatriota, y ex compañero en los Yankees, Octavio Dotel, quien le dedicó las siguientes palabras: “Cano, my brother, you know I love you, but give up now…” (“Canó, mi hermano, sabes que te amo, pero déjalo ahora”).

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Putin anuncia anexión de cuatro regiones de Ucrania «para siempre»

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo este viernes que "no hay nada más fuerte que la determinación de estos pueblos de volver a...

Calles de Cabudare y Barquisimeto siguen anegadas por las lluvias

El alcalde de Palavecino (cuya capital es Cabudare), Derby Guédez, anunció que tras las lluvias que siguen registrándose en la jurisdicción han recibido reportes...

Huracán Ian rumbo a Carolina del Sur tras destruir el centro de Florida

El resurgido huracán Ian se dirigió hacia el norte el viernes hacia una segunda recalada en Carolina del Sur, un día después de dejar...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo