Venezuela primero debe mejorar su capacidad productiva antes de regresar a la CAN: “empieza de cero”

- Publicidad -

Nicolás Maduro confirmó recientemente que Venezuela se prepara para regresar a la Comunidad Andina (CAN), luego de 16 años fuera de este pacto. Una decisión contraria al «legado de Hugo Chávez», que en abril de 2006 anunció la salida del país en protesta por el tratado de libre comercio que suscribieron Colombia y Perú con Estados Unidos.

«La Comunidad Andina era una gran mentira. Ya antes estaba muerta, pero ahora la remataron con la firma de estos acuerdos con el imperio norteamericano (…) No le sirve a los indios, a los negros, a los pobres», dijo Chávez para ese entonces.

- Publicidad -

En ese sentido, HispanoPost consultó a analistas internacionales y económicos, quienes coincidieron en que Venezuela primero debe mejorar su capacidad productiva antes de regresar a la CAN, que pasa por una ardua negociación diplomática.

Francisco Javier Sánchez, abogado internacionalista, explicó que el posible retorno de Venezuela a la Comunidad Andina «empieza de cero, ya que sería tratado como un tercer Estado que desea ser parte de ese acuerdo de integración regional», por lo que haber pertenecido a este pacto hace 16 años atrás «no cuenta a su favor».

Para el investigador del Centro de Estudios de Fronteras e Integración (CEFI) de la Universidad de Los Andes en Táchira, negociar la entrada de Venezuela con los cuatro socios andinos y con la propia CAN -«que goza de personalidad jurídica internacional- es un proceso arduo y complejo», principalmente, porque debe reconocer y aceptar todo el marco jurídico que mantiene este bloque, «es decir, las normas comunitarias».

«Quedará sujeto a las sentencias del Tribunal de Justicia andino y a los dictámenes del Consejo Andino de Ministros de Asuntos Exteriores (Camre), de la Comisión y de la Secretaría General de la CAN, algo que no fue del agrado del presidente Hugo Chávez y no lo ha sido de su sucesor en el Ejecutivo en términos de su concepción de la soberanía porque aquellos son órganos supranacionales», advirtió.

El abogado internacional remarcó que Venezuela también tendrá que «negociar» diplomática, política y técnicamente las partidas arancelarias de la totalidad de los bienes y servicios, que «deben adecuarse a los que ya tiene estipulados la Comunidad Andina. También debe asumir el arancel externo común (AEC) que aplican a los Estados miembros por decisión de la CAN a terceros países para su comercio extracomunitario».

A su juicio, será interesante ver las discusiones en el seno de los órganos de la CAN desde el Consejo Presidencial Andino y sobre todo desde Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores y de la Comisión, sobre esta posible adhesión, «teniendo en cuenta, entre otras cosas, la existencia del Protocolo Adicional al Acuerdo de Cartagena denominado Compromiso de la Comunidad Andina por la Democracia y la Carta Andina de Promoción y Protección de los Derechos Humanos, sobre todo por los informes y decisiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas», que señalan a Venezuela por graves delitos de violación de los derechos humanos, así como la investigación de la Corte Penal Internacional por delitos de lesa humanidad.

Sánchez recordó que Venezuela es miembro pleno del Mercado Común del Sur (Mercosur), del que «está suspendido, justamente, por la aplicación de la denominada Cláusula Democrática, Protocolos de Ushuaia I y II».

Asimismo, considera que Venezuela deberá realizar una «ardua» negociación comercial con la CAN. «Teniendo en cuenta qué oferta exportable tiene Venezuela para el comercio intra andino, las condiciones de su población como consumidores finales, la estela de impagos a empresarios y comerciantes colombianos y otros. Esto en el marco de la crisis económica y la emergencia humanitaria compleja que asota al país, además de las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europa que incidirán muy claramente en las negociaciones comerciales», subrayó.

La Comunidad Andina es un organismo internacional que fue creado tras el Acuerdo de Cartagena, suscrito el 26 de mayo de 1969, con el propósito de alcanzar un desarrollo integral, equilibrado y autónomo, mediante la integración andina, con proyección hacia una integración sudamericana y latinoamericana. Está integrado por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, como países miembros, mientras que Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay figuran como naciones asociadas y como países observadores, España y Marruecos.

Capacidad productiva

Para Aarón Olmos, economista, docente e investigador, «siempre es positivo que todo país pueda participar en algún tratado de libre comercio o alguna asociación regional», pero en el caso de Venezuela el problema radica en que no cuenta con una economía y producción estable para poder regresar a la CAN.

«No solo se trata de ser un país receptor, es decir, que importe bienes y servicios, sino que tenga capacidad real para exportar», expresó Olmos, al recordar que Venezuela, básicamente, solo exporta petróleo y desde hace poco tiempo empezó a exportar chatarra y camarones.

Insistió en que primero se debe contar con una «capacidad productiva robusta», que permita producir y abastecer tanto el mercado interno como externo.

«Debemos tener una capacidad productiva en funcionamiento, robusta, que pueda realmente lograr el objetivo del principio: producir y abastecer el mercado mercado interno nuestro y tener capacidad real de exportar excedentes o producir para exportar directamente. Ese es el deber ser», afirmó.

El especialista explicó que además debe existir una balanza entre lo que se importa y lo que se exporta, en términos de pagos favorables para Venezuela. «Es decir, que sea más lo que estamos exportando que lo que estamos importando».

Al ser consultado sobre la participación que debería tener el sector empresarial del país para la exportación de productos a través de la CAN, el economista explicó que debe generarse una «articulación» entre el sector privado y el gobierno.

Esto debe pasar por «una política comercial, que no solamente permita producir, sino que también permita acceso a divisas, a créditos, a condiciones favorables para la producción y reproducción del capital».

Olmos resaltó que el Estado venezolano ha tenido una política económica errónea a lo largo de sus 22 años en el poder, lo que ha convertido a Venezuela en un país «altamente dependiente del resto del mundo» a nivel de importación.

Asimismo, recalcó que «hay muchas cosas que revisar» antes de que Venezuela retorne a la Comunidad Andina en materia aduanera, logística, pagos de aranceles, entre otros factores.

Tomando en cuenta la situación económica actual de Venezuela, Olmos dijo que también «se debe evaluar hasta qué punto somos eficientes a nivel de los costos», debido a los niveles de inflación, la tasa de tipo cambio de divisas y la infraestructura económica que sigue manteniendo el país, que «no es favorable» para la producción nacional.

«Entonces, imagínate para poder producir a nivel de competencia en términos de precios, con países que tienen una economía que se encuentran en mejores características que la nuestra. Esto tiene que ver con el producto interno bruto, niveles de pobreza, niveles de inflación, tipo de cambios», comentó el economista.

Olmos resaltó que actualmente hay países que están «mucho mejor que Venezuela» en términos económicos, que competirían con Venezuela dentro de la CAN para «llevar productos iguales o similares a sus países hermanos», por lo que otro desafío que tendría «es cuál sería el factor diferenciador de nosotros, que tenemos una economía tan compleja».

En relación a la inversión extrajera, el economista aseguró que podría llegar a Venezuela nuevamente «si tenemos condiciones jurídicas, económicas y políticas, sobre todo con la capacidad de repatriar capitales. Es decir, que cualquier capital que llegue al país, sienta y tenga el real logro, que lo que pueda hacer, lo pueda llevar a su país de origen, tanto en euros como en dólares», puntualizó.

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

UE, EE.UU. Canadá y Reino Unido respaldan reinició del diálogo venezolano y la firma del acuerdo social 

“Saludamos la decisión anunciada hoy (sábado 26 de noviembre) por los negociadores venezolanos de reiniciar el proceso de diálogo en la Ciudad de México”,...

OFAC emite licencia que autoriza a Chevron producir petróleo y derivados en Venezuela y poder exportarlos a EE.UU. 

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció que su Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) otorgó una...

Gobierno de Maduro y oposición firman acuerdo social que prevé la creación de un fondo manejado por la ONU

La administración de Nicolás Maduro y la Plataforma Unitaria firmaron este sábado 26 se noviembre, en Ciudad de México, un acuerdo que prevé la...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo